ECONOMÍA
08/08/2018 21:28 CEST | Actualizado 08/08/2018 23:07 CEST

Ryanair cancela casi 400 vuelos este viernes por la huelga de pilotos

La aerolínea de bajo coste dejó de operar más de 1.000 vuelos en julio.

Pasajeros de la aerolínea Ryanair hacen cola en el aeropuerto de Valencia durante la huelga de tripulantes.
Heino Kalis / Reuters
Pasajeros de la aerolínea Ryanair hacen cola en el aeropuerto de Valencia durante la huelga de tripulantes.

Este viernes se avecina una nueva jornada complicada en los aeropuertos. Los pilotos de Ryanair de Bélgica, Irlanda, Suecia, Países Bajos y Alemania han convocado para ese día una huelga de 24 horas para el 10 de agosto por las condiciones laborales de la aerolínea.

La compañía de bajo coste repite la misma estrategia que siguió en anteriores paros de los trabajadores y ha anunciado la cancelación de 396 vuelos, el 16,5% de los 2.400 previstos. Se trata de 250 vuelos con origen o destino Alemania, 104 en Bélgica, 22 en Suecia y 20 en Irlanda. A estos habría que añadir aquellos que se cancelen por Holanda.

Todavía no se conoce cuántos de estos vuelos proceden de España. El Periódico de Cataluña aseguraba que había 24 vuelos con origen o destino España. Sin embargo, todavía no estaban incluidas las cancelaciones por Alemania y por Holanda.

La compañía ha asegurado que informó a los pasajeros afectados por mensaje o correo electrónico el pasado viernes 3 de agosto, a excepción de los vuelos de Alemania que han sido avisados este miércoles. A los clientes se les devolverá la cuantía del billete o serán reacomodados en otros vuelos de Ryanair.

No es la primera huelga que afronta la compañía, los pilotos de Irlanda y los tripulantes de cabina de cuatros países también realizaron paros en julio. Ryanair reconoció que había cancelado más de 1.000 vuelos en julio y que más de 200.000 clientes se vieron afectados. La de este viernes será la mayor huelga de pilotos de la historia de la aerolínea.

"No vemos en Ryanair la voluntad de entablar verdaderas negociaciones salariales", ha asegurado Martin Locher, presidente del sindicato alemán Vereinigung Cockpit. "Ryanair ha descartado categóricamente cualquier aumento de los costes de personal en las negociaciones", ha afirmado.

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO