TENDENCIAS
12/08/2018 10:22 CEST | Actualizado 12/08/2018 10:23 CEST

Siete trucos para quitar las arrugas de la ropa sin utilizar la plancha

Para los perezosos o los que no tienen este electrodoméstico a mano.

Getty Images/iStockphoto

Adolfo Domínguez hizo popular la frase "la arruga es bella" pero lo cierto es que no siempre es así. Sin embargo, la pereza de coger la plancha, el no tenerla a mano o el no saber utilizarla hacen que tardemos más a la hora de vestirnos o que no nos pongamos algo simplemente por estar arrugado. Tranquilos, hay solución.

No siempre es necesario una plancha para quitar esos dichosos pliegues de la ropa que cuelga en nuestro armario, que está recién lavada o que ha pasado mucho tiempo en una maleta. Hay trucos que hacen que la ropa parezca recién planchada aunque no hayas cogido la tabla en tu vida.

En El HuffPost hemos recopilado siete formas libres de plancha para que tu ropa no tenga ni una arruga.

Secador

Getty Images/Glow RM

Este pequeño instrumento no solo te sirve para tener impecable tu pelo, sino que también te ayudará a tener perfecta tu ropa. Para conseguir un resultado perfecto basta con colocar la prenda en una percha, humedecer las arrugas y pasarle el secador a una distancia prudencial. ¿El resultado? Como si hubieses pasado horas planchando.

Plancha de pelo

Getty Images/iStockphoto

De nuevo un electrodoméstico para el cabello se convierte en el mejor aliado para dejar tu ropa perfecta. Lo ideal es utilizarla para pequeñas arrugas y detalles, y se usa igual que si la pasaras por tu pelo. Ten cuidado de que no tenga restos de productos para el cabello o pelos y tampoco es recomendable que esté muy caliente.

Vapor de la ducha

Stefano Oppo via Getty Images

Te vas a duchar antes de salir y qué mejor que aprovechar ese momento de aseo y relax para dejar tu conjunto perfecto para salir. Solo tienes que colgar la ropa en una percha, estirarla y colocarla en el baño antes de una ducha caliente. El vapor hará el resto.

Spray con agua

sb-borg via Getty Images

Basta con pulverizar agua a unos 30 centímetros de distancia de las arrugas. Cuando se seque, habrán desaparecido, o al menos, se disimularán. Casi por arte de magia.

Toalla húmeda

Seguramente nunca te hayas planteado planchar una tela con otra tela. Sí, es posible. Hay que colocar la prenda a planchar en una superficie plana y pasarle por encima una toalla o gasa húmeda, alisando las arrugas. Cuando se seque, no quedará ni una.

Secadora

fstop123 via Getty Images

A partir de ahora te pensarás dos veces eso de planchar la ropa que sale de la secadora. Con introducir un calcetín húmedo en el interior y ponerla quince minutos, listo. Una vez que la saques estírala y tiéndela. Ni un solo pliegue.

Hervidor de agua o tetera

nikkytok via Getty Images

El vapor no solo está en el baño. También cuando te haces una infusión. Además utilizar una tetera o un hervidor de agua para alisar la ropa es de lo más rápido y sencillo. Solo tienes que colocarlo a unos 30 centímetros de los pliegues que necesitas planchar y dejar que el vapor que sale de la tetera se dirija directamente a ellos.

Photo galleryTrucos de estilo See Gallery

EL HUFFPOST PARA LG