NOTICIAS
13/08/2018 13:37 CEST | Actualizado 13/08/2018 14:28 CEST

Barcelona se ofrecerá al 'Aquarius' e insiste en otorgar permisos temporales de trabajo

141 personas siguen a bordo del buque, sin un puerto seguro en el que atracar.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona y alcaldesa accidental, Laia Ortiz, ha asegurado este lunes que la ciudad se ofrecerá para recibir al barco Aquarius, que navega con 141 inmigrantes a bordo, y ha insistido en la necesidad de otorgar permisos temporales de trabajo a los migrantes.

"Una vez más nos ofreceremos a acoger", ha garantizado en rueda de prensa preguntada por los medios, y ha resaltado que la ciudad siempre está comprometida con la vida, y acoger es hablar de defender el derecho a la vida, según ella.

Además, la teniente de alcalde ha lamentado que en Europa se está produciendo un auge de la extrema derecha y de movimientos que están poniendo en peligro los fundamentos de los derechos humanos.

Ha sostenido que los migrantes deben contar con permisos de trabajo temporales y, en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que los autorice, porque no se puede dar la "bienvenida a barcos" y después condenar a los que llegan a la economía sumergida.

El rechazo de Italia y Malta

Italia y Malta han rechazado acoger al Aquarius y por eso ha pedido atracar en algún puerto seguro de la Unión Europea (UE), informó hoy la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que gestiona la nave junto con SOS Mediterránée.

"Las autoridades marítimas de Malta e Italia informan al Aquarius de que no permitirán el desembarco de 141 personas a bordo en un puerto seguro. El Aquarius ahora ha alcanzado una posición de espera exactamente entre Malta e Italia y aguarda a recibir instrucciones", escribió la ONG en su perfil de Twitter.

Estas personas fueron rescatadas el viernes y proceden de países como Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Eritrea, Somalia, Marruecos y Egipto.

El presidente de Médicos Sin Fronteras en España, David Noguera, ha alertado de que la situación para el buque es "peor" que cuando hace un mes el Gobierno español autorizó su llegada a Valencia. MSF advierte que la situación del Aquarius "es peor" que cuando se le autorizó a desembarcar en España. La patera en la que viajaban estos migrantes se cruzó en el mar con cinco mercantes que no les rescataron, algo que anteriormente no sucedía. "Los mercantes ahora están atrapados en esta dicotomía, porque tienen miedo a encontrarse en la misma situación del Aquarius y no poder desembarcarlos", ha comentado.

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, mantuvo hoy su postura de prohibir atracar en el país a los barcos de las ONG con inmigrantes. "El barco Aquarius con otros 141 inmigrantes a bordo: es de propiedad alemana, es de una ONG francesa, con tripulación extranjera, (se encuentra) en aguas maltesas y lleva bandera de Gibraltar. Puede ir donde quiera, no en Italia. Stop a los traficantes de seres humanos y a los cómplices", escribió en la red social de Twitter.

La asignación de un puerto italiano a los barcos que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo es competencia de los Ministerios del Interior y del de Transportes.

El ministro de Infraestructuras y Transportes de Italia, Danilo Toninelli, también siguió la línea de Salvini y pidió al Reino Unido que acoja a la embarcación. "El barco Aquarius está en aguas maltesas y lleva bandera de Gibraltar. En este punto, el Reino Unido debe asumir su responsabilidad para salvar a los rescatados", escribió Toninelli. Por su parte, las autoridades maltesas no se han pronunciado públicamente por el momento.

Este barco ya vivió en junio una situación similar cuando Italia y Malta no le permitieron atracar en sus puertos, y finalmente desembarcó los 630 inmigrantes que llevaba en el puerto español de Valencia.

Photo gallery Barco Aquarius See Gallery

EL HUFFPOST PARA IKEA