INTERNACIONAL
13/08/2018 19:24 CEST | Actualizado 13/08/2018 19:24 CEST

Las vacaciones que le han costado el puesto al ministro xenófobo de Noruega

Per Sandberg viajó este julio con su novia a Irán sin avisar al Ejecutivo.

REUTERS

Pocas veces unas vacaciones habían salido tan caras. El ministro de Pesca de Noruega, Per Sandberg, ha dimitido este lunes por un escándalo que en el país ya han bautizado como 'Irangate'. La historia mezcla engaños, amor, problemas de seguridad y política. Un cóctel explosivo sea el país que sea.

Y todo en sólo unos pocos días. Sandberg se cogió vacaciones, pero ni fue al lugar adecuado, ni se marchó con las persona adecuada ni informó como es preceptivo a su jefa inmediata: la primera ministra noruega.

El político, de 58 años, se marchó a Irán con su pareja, la refugiada iraní y ex reina de la belleza, Bahareh Letnes, 30 años más joven. Pero lo hizo de tapadillo, sin informar, como res preceptivo al ser una alta autoridad, de que lo hacía a uno de los países más peligrosos en cuanto a riesgo de pirateo informático. Para más inri, se llevó el teléfono móvil de trabajo, que la primera ministra ya le ha reclamado. No cumplió, en fin, los protocolos de seguridad pertinentes.

Sandberg también ha dimitido como vicepresidente del Partido de Progreso (FRP), una formación de derecha antiinmigración que forma parte de la coalición de tres partidos que gobierna en el país nórdico.

YOUTUBE

Aunque el político ha asegurado que no había informado antes por un cambio de planes a última hora, su hija tiene otra opinión. Según ha declarado al canal noruego TV2, Sandberg quería evitar que se enterase su ex mujer, Line Miriam Sandberg, secretaria de Estado en el Ministerio de Salud.

Esta polémica ha hecho correr ríos de tinta en la prensa noruega durante las dos últimas semanas y ha desatado una ola de críticas de la oposición contra el ejecutivo noruego.

Además se ha descubierto que no es la primera vez que esto ocurre, ya que recientemente se ha descubierto que Sandberg se llevó su teléfono a China, otro país de "alto riesgo".

"Per ha pedido él mismo dejar el cargo y creo que es la decisión correcta. No ha mostrado el juicio necesario al tratar el tema de la seguridad", se ha quejado este lunes en rueda de prensa la primera ministra Erna Solberg, que días atrás ya lo había amonestado verbalmente, aunque rechazando su salida del Ejecutivo.

EFE

Sandberg ya tiene un sustituto: el veterano "progresista" Harald Tom Nesvik, según ha anunciado la oficina de la primera ministra.

Este ha sido el último escándalo del ministro, el que ha liquidado su carrera. Porque la lista de problemas en los que se ha metido es bastante larga: fue condenado en 1997 por propinar un puñetazo a un peticionario de asilo de la antigua Yugoslavia que lo había insultado antes. O en plena crisis de los refugiados, cuando lució en el congreso de su partido una camiseta con un ancla y el lema "Buen viaje", interpretada como alusión a inmigrantes, El gesto fue muy criticado en su país, aunque él negó la relación pese a que en el país es conocido por su xenofobia.

Su novia Letnes, tiene 28 años y su solicitud de asilo fue rechazada tres veces, hasta que consiguió el permiso de residencia por el riesgo a ser casada forzosamente en Irán. A raíz de la polémica, el servicio de inteligencia noruego ha abierto una investigación contra Letnes, que niega su relación con el régimen iraní.