NOTICIAS
14/08/2018 19:06 CEST | Actualizado 14/08/2018 19:11 CEST

La Xunta dice que la organización del festival de Vigo no registró su plan de seguridad, paso obligatorio para tener permiso

El juzgado investiga ya un delito de lesiones imprudentes por derrumbe, con 428 personas oficialmente afectadas.

La Xunta de Galicia ha informado de que no hay constancia, por parte de la organización del festival O Marisquiño, de la inscripción en el registro electrónico oficial de plan alguno de seguridad de autoprotección de la Dirección General de Emergencias.

Según ha informado el Gobierno gallego en un comunicado, se trata de uno de los requisitos legales esenciales para obtener la licencia por parte del Ayuntamiento de Vigo.

La Administración autonómica también ha asegurado que el consistorio no solicitó en ningún momento la colaboración de la Xunta en materia de seguridad ni emergencia, "pese a ser habitual para los grandes eventos" requerir la presencia del camión del Grupo de Apoyo Logístico de la Agencia Gallega de Emergencias (GALI). En la última jornada de este festival es cuando se produjo un hundimiento del muelle en que se ubicaba, con un resultado final de 428 heridos.

La Xunta, en manos del PP, indica en la nota oficial que es competencia de la Administración local comprobar la viabilidad del plan de seguridad presentado por la organización, haciendo las comprobaciones de inspección de control que correspondan.

En este sentido, asegura que según la reciente Ley de Espectáculos Públicos de Galicia es competencia del consistorio autorizar o denegar la celebración de los espectáculos en el término municipal de Vigo.

"Es el Ayuntamiento de Vigo el que otorga la licencia de actividad y, en consecuencia, es el Ayuntamiento el que debe explicar la razón por la que autorizó el concierto y demostrar que comprobó que el lugar era seguro y respetaba el aforo", finaliza el comunicado de la Xunta.

Por su parte, el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, ha vuelto a insistir en que "la zona del hundimiento es zona portuaria" y que ellos han cumplido "estrictamente" con lo que la Ley establece. También ha recordado que veinte días antes del festival se había celebrado una reunión de seguridad con el Puerto en los que se aprobaron todos los pasos a seguir.

Su compañero de partido, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha señalado por su parte que las competencias de la zona en la que se produjo el accidente de Vigo están repartidas entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento, pero ha pedido "no entrar en un guerra de competencias". "Lo primero que hay que intentar es atender a las víctimas", ha dicho, rechazando entrar en más polémica.

Primeros pasos judiciales

Mientras tanto, el juzgado de instrucción número tres de Vigo, en funciones de guardia cuando se derrumbó la pasarela, investiga la presunta comisión de un delito de lesiones imprudentes, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Este es el punto de partida en el marco de las indagaciones iniciadas con el objeto de esclarecer los motivos del accidente y las eventuales responsabilidades que se puedan derivar de estos hechos.

Las diligencias previas incoadas tras recibir un oficio sobre lo sucedido y un informe fotográfico elaborado por la Policía Nacional se siguen por este tipo delictivo. Y para una mejor y más ágil tramitación de la causa, informa el comunicado remitido a la prensa, el juzgado decidió que se abra una pieza separada por cada uno de los perjudicados.

La comisión judicial, formada por la magistrada titular del juzgado, una letrada de la Administración de Justicia y un miembro del Ministerio Fiscal, se constituyó este lunes por la tarde en la zona del suceso para realizar una inspección ocular.

Tras la misma, la jueza ordenó no sólo el precinto de la zona que se vino abajo, sino de todo el entarimado por motivos de seguridad. Únicamente permanece abierta al paso una pequeña área que da acceso a los pantalanes y que no supone riesgo para el público. La jueza acordó también que tanto policía científica como judicial realicen las tareas necesarias para aportar luz a lo acontecido.

Entre estas diligencias se encuentra la realización de periciales e, igualmente, solicitar diferente documentación de Ayuntamiento y al Puerto, así como a la organización del evento, en especial sobre el plan de seguridad.

La estructura de la polémica, de hormigón y madera, se desplomó en uno de los conciertos de cierre del certamen de deporte y música y, del total de lesionados, son ocho los que siguen hospitalizados, uno de ellos en la UCI.

Photo gallery Se hunde el muelle de Vigo durante un festival See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD