INTERNACIONAL
16/08/2018 07:36 CEST | Actualizado 16/08/2018 07:56 CEST

Trump retira los permisos de acceso a información clasificada al exjefe de la CIA de Obama

En una medida altamente inusual, el presidente ha señalado que la conducta de Brennan se había vuelto "errática".

REUTERS
El exdirector de la CIA John Brennan.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha revocado este miércoles la autorización de seguridad del exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) John Brennan, negando acceso a información clasificada a este crítico del mandatario y exconsejero de su antecesor Barack Obama.

En una medida altamente inusual, Trump ha señalado que la conducta de Brennan se había vuelto "errática".

Después de que la decisión fuera difundida por la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, Brennan rápidamente ha contraatacado, acusando al mandatario de restringir la libertad de expresión con una medida "políticamente motivada" que "debería preocupar gravemente a todos los estadounidenses".

Ese beneficio es históricamente otorgado a altos funcionarios para acceder a información delicada y confidencial, incluso después de que dejan el cargo.

Históricamente, a los exjefes de las agencias de inteligencia y seguridad se les ha permitido mantener el acceso a información clasificada

"Históricamente, a los exjefes de las agencias de inteligencia y seguridad se les ha permitido mantener el acceso a información clasificada después de su servicio para que puedan consultar con sus sucesores", ha señalado Sanders, leyendo el texto de Trump.

"En este momento de mi gobierno, cualquier beneficio que los altos cargos puedan obtener de las consultas con Brennan ahora se ve compensado por el riesgo que representa su errática conducta", ha agregado.

En su comunicado, Trump ha sugerido que el exespía había ventilado "acusaciones infundadas y escandalosas —locos arrebatos en internet y televisión—" sobre su gobierno y hacía "comentarios cada vez más frenéticos".

"John Brennan es una mancha en el País, nos merecemos algo mejor que eso", ha dicho más tarde el mandatario en Twitter, citando al autor de un nuevo libro que afirma que el expresidente Barack Obama intentó sabotear la campaña de Trump.

La Casa Blanca ha dicho que otros ocho exfuncionarios de la era Obama podrían perder la autorización de seguridad, incluyendo James Clapper, exdirector de inteligencia nacional, Michael Hayden, quien también se desempeñó como director de inteligencia nacional y el ex director del FBI James Comey.

Este último ha dicho en un comunicado que las autorizaciones de seguridad "no deberían ser utilizadas como piezas en un juego de pequeñez política".

Sanders había adelantado a finales de julio que algunas de esas figuras "han politizado y en algunos casos monetizado" su acceso a información clasificada.

Susan Rice, asesora de seguridad nacional de Obama, también estaba en el listado.

Brennan, jefe de la CIA entre 2013 y 2017, sigue siendo una voz respetada en el espectro político de Estados Unidos.

Tras la cumbre el mes pasado en Helsinki entre Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, Brennan describió el comportamiento del presidente estadounidense como "traicionero por decir lo menos". "No solo fueron tontos los comentarios de Trump, sino que está totalmente en manos de Putin", tuiteó.

Brennan ha señalado muchas veces su certeza en la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, refutando las dudas de Trump sobre el tema.

La decisión de revocar el acceso a información clasificada al exjefe de la CIA ha despertado duras reacciones, empezando por Brennan. "Esta acción es parte de un esfuerzo mayor de Trump para acallar la libertad de expresión y castigar a sus críticos", ha dicho. "Debería preocupar gravemente a todos los estadounidenses, incluyendo a los profesionales de inteligencia, sobre los costos de manifestarse".

En una entrevista con MSNBC, donde trabaja como analista, Brennan ha dicho: "Si Trump cree que esto hará que me vaya y me calle, está muy equivocado".

El exsecretario de Estado John Kerry ha acusado al presidente de "anteponer mezquindades personales al patriotismo y la seguridad nacional".

Brad Moss, un abogado en seguridad nacional, dijo que no está claro que Trump pueda legalmente rescindir la autorización sobre las razones esgrimidas por la Casa Blanca.

Hayden, incluido en la lista de candidatos a perder también la autorización, ha asegurado que amenaza de Trump "no tendrá ningún impacto en lo que piense, diga o escriba".

APRENDE A USAR TU DINERO