INTERNACIONAL
18/08/2018 18:07 CEST | Actualizado 18/08/2018 18:07 CEST

La bomba usada por Arabia Saudí en Yemen fue suministrada por EEUU, según la CNN

El ataque del pasado 9 de agosto dejó al menos 50 muertos, entre ellos 29 menores que viajaban en un autobús.

STRINGER via Getty Images
Un niño observa el estado de uno de los autobuses atacados el 9 de agosto.

La bomba empleada recientemente por la coalición liderada por Arabia Saudí contra varios autobuses que transportaban a menores en un mercado de Dahian, en el norte del Yemen, fue suministrada por un acuerdo de venta entre Estados Unidos y el reino, según informó este sábado la cadena de televisión estadounidense CNN.

Según una investigación del canal, que consultó a expertos en municiones y periodistas yemeníes, el arma que mató a medio centenar de personas y causó 77 heridos en el bombardeo del pasado 9 de agosto era un proyectil MK 82 —de 227 kilogramos y guiado por láser—, fabricado por la compañía de EEUU Lockheed Martin.

La CNN afirmó que el proyectil, que mató a decenas de menores, es muy similar a otro empleado en un ataque contra una sala funeraria en octubre de 2016, que ocasionó 155 muertos en el Yemen y cientos de heridos.

Photo gallery Bombardeo de autobuses infantiles en Yemen See Gallery

En marzo de ese mismo año, un bombardeo contra un mercado yemení, con supuestamente una bomba MK 84 suministrada por EEUU, mató a 97 personas, recordó la cadena.

La CNN subrayó que tras el ataque contra la sala funeraria el entonces presidente estadounidense, Barack Obama (2009-2017), prohibió la venta de tecnología guiada de precisión con fines militares a Arabia Saudí, pero el veto fue revocado por el Gobierno de su sucesor en el cargo, Donald Trump.

EEUU asegura que no decide los blancos de la coalición, encabezada por el reino saudí, contra los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, en el Yemen.

Sin embargo, sí que respalda sus operaciones con venta de armas por miles de millones de dólares, el intercambio de información de inteligencia y el reabastecimiento de los cazabombarderos saudíes.

Consultada por la CNN, la portavoz del Pentágono, Rebecca Rebarich, rechazó confirmar la procedencia de la bomba usada en Dahian.

EL HUFFPOST PARA IKEA