ECONOMÍA
20/08/2018 18:51 CEST | Actualizado 13/09/2018 10:35 CEST

Lidl estrena por fin su tienda en internet

La cadena de supermercados lanza un proyecto piloto de compra por internet que deja fuera a los productos de alimentación.

Getty Images

Asomar la patita. La cadena de supermercados de origen alemán Lidl ha anunciado este lunes que empieza a vender productos por internet en España a través de su página web. Se trata todavía de un proyecto piloto, puesto que solo está disponible en la Comunidad de Madrid y se limita a los productos de bazar.

La empresa alemana, quinto grupo de distribución en España, sigue así los pasos dados por Mercadona, la cadena líder en el país, que comenzó sus pruebas en mayo en la ciudad de Valencia. Antes de eso, el propio Juan Roig, presidente de Mercadona, reconoció lo que todo el mundo decía: "nuestra página web es una mierda".

Ambas cadenas han tomado la decisión de introducirse en el mercado digital tras la irrupción de Amazon en 2016 con su servicio Prime Now. El peso del comercio electrónico en el comercio en España todavía es limitado, supone el 3,2%, según los datos de la patronal ANGED en julio de 2018.

Lidl
Captura de la página web de Lidl.

Los clientes de Lidl podrán adquirir productos de moda, hogar u ocio de marcas propias como Silvercrest, Esmara, Crivit, Parkside y Florabesten la página web lidlonline.es. Es decir, los alimentos todavía quedan fuera de esta tienda virtual.

El precio por internet será el mismo que el que se ofrece en las tiendas físicas, aunque existirá una comisión por envío de cuatro euros (3,99 euros) para cada pedido, sin tener en cuenta el tamaño del mismo. También se aplicarán las promociones existentes en los supermercados.

Los pedidos a través de internet se gestionarán íntegramente desde un almacén externo ubicado en Seseña (Toledo). Curiosamente, este municipio se encuentra a apenas unos 15 kilómetros de Illescas, localidad escogida por Amazon para su mayor centro logístico.

España es el quinto país europeo en el que Lidl lanza este servicio de venta de productos de bazar, después de llevarlo a cabo en Alemania, Países Bajos, Bélgica y República Checa. Una vez que finalice el período de prueba, la intención es ampliarlo a otras zonas del país, pero todavía no hay fecha prevista.