VIRALES
21/08/2018 09:25 CEST | Actualizado 21/08/2018 11:55 CEST

La chica susurra a su cita modelo cuál es su mayor fantasía sexual y el chaval se viene (MUY) arriba

"¡Me ha entrado un calorcito por el cuerpo!"

CUATRO

"Quiero que algún día se me recuerde como el Modelo de Triana". Con esta carta de presentación llegaba Eloy, un chaval sevillano de 21 años, al restaurante del amor deFirst Dates. El chico, sobrado de autoestima, buscaba una chica sevillana y simpática... y entonces apareció María.

A priori, la chica cumplía todos los requisitos que pedía Eloy. Estudiante y karateka sevillana de 20 años, María buscaba un chico con inquietudes que le siguiese el rollo.

CUATRO

La belleza de deslumbró a El Modelo de Triana, quien dijo de María que "es muy guapa de cara y de cuerpo está bastante bien".

Para romper el hielo, Eloy no se anduvo por las ramas: "Soy modelo, no te lo he dicho. Me metí en una agencia cuando volví de Edimburgo", le soltó el chico así, de primeras, a su cita, antes de explicarle que seguía en las redes sociales a "modelos famosillos y siempre están de Madrid a Barcelona a Los Angeles para trabajar".

CUATRO

"Qué postureo, por dios", afirmó María, quien frente a la cámara reconoció que el chaval le parecía "mono": "No está fuerte, que eso no me gusta, pero está bien. Tampoco está delgado como un palillo", explicó.

El caso es que a medida que iba transcurriendo la noche, la joven pareja se iba enganchando mútuamente: "Parece una chica encantadora, lo que tenemos los sevillanos, que nos entendemos. Y cumple la expectativas", reconoció sonriente Eloy, quien no le vio ningún fallo a María, "y yo los veo rápido y me rayo".

La confirmación de que todo iba viento en popa llegó en la sala de los deseos. Un dardo en una diana le propuso a María que desvelase a Eloy su mayor fantasía sexual y comenzó a subir la temperatura: "Me gustaría a cuatro patas y con unas esposas", le susurró al oído de su cita la chica.

"¡Me ha entrado un calorcito por el cuerpo!", ha reconocido frente a la cámara el chico.

En pleno apogeo, Eloy abrió una bola que les proponía darse un beso eterno y... la chica dijo que como mucho en la mejilla.

Y con esos mimbres llegaron a la sentencia final: "He estado a gusto, un poco nerviosa", afirmó la chica quien se preguntó por qué no tener una segunda cita.

El chaval, encantado con la idea, no desaprovechó el momento para echar en cara que no le hubiera querido dar un beso.

CUATRO

Tiempo van a tener...

Photo gallery El nuevo restaurante de 'First dates' See Gallery

EL HUFFPOST PARA AQUARIUS