INTERNACIONAL
24/08/2018 07:47 CEST | Actualizado 24/08/2018 09:11 CEST

Scott Morrison, nuevo primer ministro de Australia

Sucede en el cargo a Malcolm Turnbull, quien llamó a los miembros de su partido una votación sobre su continuidad o no.

REUTERS

Scott Morrison, hasta ahora jefe de la oficina del Tesoro de Australia, se ha convertido este viernes en el líder del Partido Liberal —en el gobierno desde 2013— y sustituirá, a falta del proceso formal, como primer ministro a Malcolm Turnbull.

El hasta ahora mandatario australiano, quien llegó al poder en 2015 en otra revuelta interna, llamó a los liberales a una votación con el objetivo de poner fin a la crisis de gobernabilidad.

Morrison se ha impuesto en la votación (45 votos frente a 40) al exministro de Interior, Peter Dutton, dijo a la prensa la encargada de asuntos disciplinarios de los liberales, Nola Marino.

Se prevé que Morrison jure esta tarde el cargo ante el gobernador general, Peter Cosgrove, quien representa a la jefa de Estado de Australia, la reina Isabel II de Inglaterra.

Según analistas, Morrison, un cristiano practicante de 50 años, es visto como un liberal moderado que en el pasado fue conocido por su férrea política contra la inmigración ilegal.

"Quiero felicitar a Morrison (...) y asegurar mi absoluta lealtad", ha declarado Dutton, líder de la revuelta contra Turnbull —quien no ha presentado candidatura—, al salir de la reunión que duró alrededor de 30 minutos.

Es la segunda vez que los liberales, agrupación vencedora en los comicios de 2013 y 2016, cambia de líder y de mandatario, después de que Turnbull le arrebatara el poder en 2015 mediante el mismo mecanismo interno a su correligionario Tony Abbott.

Todavía hay un gobierno que salvar (...) Queremos hacer un país fuerte

"Todavía hay un gobierno que salvar (...) Queremos hacer un país fuerte", ha dicho Abbott a la conclusión de la asamblea.

En la reunión también ha sido elegido por una "mayoría absoluta" Josh Frydenberg, titular de Energía y Ambiente, como viceprimer ministro, ha indicado Marino.

En sus últimas declaraciones ante la prensa como mandatario, Turnbull, ha anunciado que dejará su escaño "no antes de que pase mucho tiempo" sin precisar la fecha y ha aprovechado para criticar a los "insurgentes" que le derribaron del poder.

Me impresionó la forma en que hablaron muchos de mis colegas o votaron a favor de la lealtad sobre la deslealtad

"En la reunión de hoy, me impresionó la forma en que hablaron muchos de mis colegas o votaron a favor de la lealtad sobre la deslealtad, cómo los insurgentes no fueron recompensados con la elección de Dutton y en su lugar por mi sucesor, a quien le deseo lo mejor, Scott Morrison, un muy leal tesorero", ha dicho el dirigente.

Turnbull ha convocado al mediodía a los parlamentarios liberales para una reunión extraordinaria, celebrada en una sala del Parlamento de Camberra, tras recibir en la mañana una petición de convocatoria firmada por 43 miembros del partido.

La gente que eligió a Dutton y Abbott, optaron de manera deliberada por atacar al Gobierno desde dentro

"La gente que eligió a Dutton y Abbott, optaron de manera deliberada por atacar al Gobierno desde dentro", ha apuntado Turnbull, quien el pasado martes se impuso a Dutton en otra votación interna (48 a 35, respectivamente) y al remarcar la "venganza" y las "ambiciones políticas" de sus rivales liberales.

EFE
El saliente primer ministro australiano, Malcolm Turnbull.

"Los australianos estarán simplemente estupefactos y consternados por la conducta de la última semana", ha señalado Turnbull.

Australia tiene previsto celebrar elecciones generales en 2019, aunque algunos analistas consideran que podrían adelantarse.

Las pugnas internas por el poder y los cambios de líderes se han convertido en frecuentes en Australia desde hace casi una década, tanto en los gobiernos de la coalición Liberal-Nacional como en los del Partido Laborista.

ESPACIO ECO