VIRALES
28/08/2018 10:32 CEST | Actualizado 28/08/2018 14:39 CEST

La historia de un hospital de Oviedo que avergonzará a quien diga que los franquistas mataban solo a republicanos asesinos

"Se persiguió a la gente que había cometido asesinatos. La saña y la crueldad se vio en el bando rojo", soltó en laSexta el general en la reserva Fernández-Monzón.

El decreto de exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos ha sido la chispa para que muchos franquistas vayan por las televisiones soltando, a quienes le quieran escuchar, las múltiples virtudes de los militares golpistas, del dictador y de su régimen.

Uno de estos franquistas, indignado por la medida adoptada por el Gobierno de Pedro Sánchez, es el general en la reserva Fernández-Monzón, quien aprovechó la visibilidad que le dio laSexta para decir cosas como "se persiguió a la gente que había cometido asesinatos. La saña y la crueldad se vio en el bando rojo" o, directamente, que "Franco no asesinó a nadie": "Me revienta oír que Franco fue un genocida. No asesinó a nadie", soltó.

Ante este tipo de argumentos, al periodista Miguel Barrero (@MiguelBarrero) le ha "hervido la sangre", tras lo que ha narrado en Twitter la estremecedora historia del hospital sanitario de La Cadellada, en Oviedo, y de lo que sucedió con su personal sanitario tras el golpe militar.

"Dicen ahora que los franquistas sólo asesinaban a los republicanos que habían cometido delitos de sangre. Bueno. ¿Veis esta foto? Eran miembros del personal sanitario del hospital psiquiátrico de La Cadellada, en Oviedo. Os voy a contar su historia", comienza Barrero su hilo, que ha generado miles de reacciones, de lágrimas y de agradecimientos: