INTERNACIONAL
29/08/2018 04:17 CEST | Actualizado 29/08/2018 04:18 CEST

Trump amenaza con "violencia" de la izquierda si los demócratas recuperan el Congreso en noviembre

Pide a los líderes religiosos que hagan que sus creyentes voten a los republicanos.

Carlos Barria / Reuters
Trump reza durante su encuentro con líderes religiosos en la Casa Blanca.

La religión y la derecha van de la mano y en esto Estados Unidos no es una excepción. Ha quedado meridianamente claro tras la última reunión de Donald Trump con líderes religiosos estadounidenses.

El presidente de EEUU ha advertido a importantes figuras evangélicas y conservadoras del país que, si los republicanos pierden el control del Congreso en las legislativas de noviembre, podría haber actos de "violencia" de la izquierda contra ellos.

El magnate hizo estas declaraciones el lunes en la Casa Blanca ante pastores evangélicos, a los que también alertó de que los demócratas darán marcha atrás a lo que él ha hecho a favor de los cristianos conservadores, de acuerdo a grabaciones obtenidas por los medios.

"Acabarán con todo inmediatamente", amenazó Trump, en aparente referencia a los demócratas, según las grabaciones del New York Times y las cadenas televisivas CNN y NBC News.

"Terminarán con todo lo que hemos hecho, y lo harán rápida y violentamente. Violentamente. Habrá violencia. Los 'antifa' y algunos de estos grupos son gente violenta", añadió Trump.

Terminarán con todo lo que hemos hecho, y lo harán rápida y violentamente"Trump sobre los grupos antifascistas

Los Antifa son un grupo no organizado de activistas y colectivos de izquierdas antifascistas que se manifiestan habitualmente contra grupos neonazis y supremacistas y que se han convertido en el coco para la extrema derecha de EEUU.

El mandatario opinó que "el nivel de odio y de ira" de algunos en su contra "es increíble", y pidió a los líderes evangélicos que convenzan a sus congregaciones de que voten por los republicanos en noviembre. Los muy conservadores evangélicos son uno de los mayores grupos de apoyo a Trump, aun después de que hayan salido a la luz sus escándalos sexuales.

"Tienen un gran poder. Estaban diciendo, en esta misma habitación, que cuentan con gente que predica para 200 millones de personas. Dependiendo de qué domingo estemos hablando", ha apuntado Trump.

"Estas elecciones del 6 de noviembre son un referendo no solo sobre mí, también son un referendo sobre su religión, un referendo sobre la libertad de expresión y la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense, que protege esas libertades", señaló el magnate.

Pide que convenzan a los creyentes para que voten a los republicanos

"Ustedes tienen que, espero, salir ahí fuera y conseguir que la gente nos apoye. Si no lo hacen, eso será el principio del final de todo lo que han conseguido", subrayó.

"Les pido que salgan y se aseguren de que toda su gente vota. Porque si no lo hacen, tendremos dos años muy miserables y, francamente, muy duros, porque entonces solo quedará una elección (la presidencial de 2020) para perder todo lo que tenemos", agregó.

Si no lo hacen, eso será el principio del final de todo lo que han conseguido"Trump amenaza a líderes religiosos

Las comicios de noviembre servirán para renovar los 435 asientos de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 miembros del Senado, y se conocen popularmente como elecciones "de medio mandato" porque tradicionalmente suponen un plebiscito sobre el presidente en el cargo.

Trump presumió también de la orden ejecutiva que firmó en 2017, que relajaba los límites a la actividad política de las Iglesias al pedir a su Gobierno que no actuara contra los grupos religiosos exentos de impuestos que decidieran expresar su apoyo a candidatos políticos o partidos.

"Ya no están silenciados", recordó Trump a los pastores.

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'