POLÍTICA
29/08/2018 11:23 CEST | Actualizado 29/08/2018 14:44 CEST

Marlaska avisa: "No vamos a permitir una inmigración violenta"

Ha comparecido en la Comisión de Interior del Congreso.

Un 178% más que en el mismo periodo de 2017. Eso es lo que ha aumentado la llegada de inmigrantes de manera irregular por vía marítima a España hasta el 24 de agosto, según datos que ha avanzado este miércoles el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante su comparecencia en el Congreso para explicar este y otros problemas como el acercamiento de reclusos de ETA.

A pesar de que el ministro ha querido subrayar que el aumento es "idéntico" al registrado en 2017 con respecto a 2016 y que era previsible, debito al cambio de las rutas tomadas por los inmigrantes; ha defendido la devolución de cientos de ellos a su país de origen: "Humanidad no es igual a permisividad".

Así lo ha señalado en su comparecencia en el Congreso, donde ha advertido de la mano dura del Gobierno con respecto a la inmigración: "No vamos a permitir una inmigración violenta que atente contra nuestro país". Ha explicado que las devoluciones se produjeron debido a un acuerdo bilateral firmado con Marruecos en 1992.

Un "claro mensaje" a las mafias

Con la aplicación de este acuerdo, que se ha hecho en contadas ocasiones porque otras veces el país norteafricano "no lo había aceptado", España y Marruecos dejaron claro el "mensaje" a las redes de tráfico de personas de que la "inmigración ordenada y legal es posible", según Marlaska.

Fabian Bimmer / Reuters
Varios inmigrantes africanos tras saltar la valla de Ceuta.

"No permitiremos la inmigración violenta que atente contra nuestro país y nuestras fuerzas de seguridad", ha añadido Grande-Marlaska, quien ha recordado que en este último y "violento" asalto, los inmigrantes hicieron uso de cizallas, mazas, piedras, productos químicos y excrementos y siete agentes resultaron heridos.

En su expulsión se cumplieron todos los trámites legales, de forma que los inmigrantes fueron filiados por la Policía y estuvieron asistidos por abogado, tras lo cual se incoaron los expedientes de devolución individuales.

Todo ello se prolongó desde las seis de la tarde del día 22 hasta las 15:00 horas del día siguiente, momento en el que se expulsó a 113 de los 116 que atravesaron la valla fronteriza, ya que dos eran menores de edad y un tercero adulto permanece en el CETI tras haber tenido que ser asistido en un hospital.

Así, ha resaltado que la política migratoria del Ejecutivo se basa en dos ejes fundamentales: "Seguridad pero ante todo humanidad. Pero humanidad no es igual a permisividad", ha zanjado.

Insta al PP a que no "inyecte odio" respecto a los reclusos de ETA

Marlaska ha instado al PP a que no "inyecte odio" a través de "falacias" sobre la política penitenciaria del Gobierno respecto a los reclusos de ETA, que siempre se basará en la "legalidad".

En concreto, se ha referido al acercamiento este mismo verano hasta la cárcel de Basauri (Bizkaia) de dos presos etarras arrepentidos que cumplían condena en Asturias -Olga Sanz y Javier Moreno-, que habían accedido recientemente al tercer grado y solicitaron el traslado.

EFE

Precisamente, según ha explicado el ministro, Olga Sanz accedió al tercer grado en febrero de este año, cuando aún gobernaba el PP, mientras que la Junta de Tratamiento de la cárcel pidió en abril -también con el Ejecutivo de Mariano Rajoy- el acceso al régimen abierto. Además, ambos fueron trasladados en el primer semestre de 2016 desde cárceles de Madrid a la asturiana de Villabona.

Tras dejar claro que el acercamiento de presos de ETA siempre tendrá un tratamiento "individualizado", Grande-Marlaska ha reconocido que la política de dispersión fue 'exitosa' en la lucha contra ETA, pero ha recordado que ya los dirigentes del PP vasco y el propio exministro Jorge Fernández Díaz apostaron por revisarla una vez que la banda cesó en su violencia.

"Mi compromiso con las víctimas es férreo", ha enfatizado el ministro antes de dejar claro que no permitirá que se utilice a ese colectivo ni "críticas falsas" ni "se mienta" sobre el traslado de presos. Y ha concluido: "Habrá traslados, pero con criterios de legalidad, individuales y necesarios".

"Acto intolerable y anticonstitucional"

El diputado del PP Francisco Martínez ha calificado de "acto intolerable y anticonstitucional" que el ministro del Interior no haya explicado el cese del coronel jefe de la UCO de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, y vaya a comparecer en la Comisión de Secretos Oficiales para hacerlo.

En declaraciones en el Congreso, Martínez ha criticado que Marlaska "se niegue a dar" información sobre la destitución del jefe de la Unidad Central Operativo (UCO) en la reunión de la Comisión de Interior de hoy, cuando está "obligado" después de que la Diputación Permanente lo acordara el pasado lunes.

Martínez ha señalado que esta decisión de Marlaska supone un 'desprecio al Congreso de los Diputados y un insulto a los miembros de la Comisión de Interior' y ha insistido en que el ministro "no puede disponer sobre que habla y que no habla". "Cuando hay un acuerdo votado y aprobado es absolutamente inconstitucional e inédito que un ministro se niega a dar explicaciones cuando la Cámara Baja le obliga a ello", ha añadido.

ESPACIO ECO