NOTICIAS
29/08/2018 14:47 CEST | Actualizado 29/08/2018 17:18 CEST

Se fuga un peligroso preso de la cárcel de Zuera (Zaragoza)

Ha aprovechado un traslado del hospital al centro.

Google

El preso de la cárcel zaragozana de Zuera Benito Ortiz Perea, miembro de uno de los clanes de delincuentes más peligrosos, se ha fugado la madrugada del miércoles aprovechando un traslado desde el Hospital Miguel Servet. La Guardia Civil ya ha establecido un dispositivo de búsqueda.

El preso de 61 años, había acudido al hospital para someterse a una consulta médica ordinaria, según ha informado el diarioEl Heraldo de Aragón. Benito volvía a la cárcel en una ambulancia escoltado por un coche de la Guardia Civil y aprovechó el trámite de acceso a la prisión para quitarse los grilletes, abrir la ambulancia y huir a la carrera por una zona de descampados sirviéndose de la oscuridad de la noche.

Fuentes de la Guardia Civil han precisado que el interno aprovechó el momento en que se retiraba la escolta de agentes encargada del transporte para llevar a cabo su huida.

Benito fue condenado junto a su hermano por la Audiencia de Huesca a una pena de 25 años y 8 meses de prisión por el secuestro de una mujer en Zaragoza en 2016 y el posterior atraco a una armería en Huesca en el que el propietario resultó herido de bala.

Los hermanos, ambos con abundantes antecedentes por robo, fueron detenidos semanas después de estos hechos en Valencia, en las inmediaciones de una sucursal bancaria que tenían previsto, presuntamente, asaltar.

Larga carrera delictiva

El clan zaragozano que se formó en los años 80, estaba compuesto por Benito, sus hermanos Manuel y Antonio y varios primos. Su especialidad era atracar sucursales bancarias y en sus fichas policiales también aparecen acusaciones por homicidio, tráfico de drogas o secuestro.

En 1986, uno de los hermanos fue detenido con sus primos en tras el atraco frustrado de una sucursal de un banco en Teruel. En el enfrentamiento con la Policía se desató un tiroteo en el que falleció un agente. A los dos años de haber salido en libertad volvió a ser detenido al ser reconocido en cinco golpes.

Dos años después, el otro hermano fue detenido por la muerte de un guardia civil en un control de carretera en Soria. Falleció en la cárcel de Zuera en 2010 en extrañas circunstancias.

El golpe mas importante del clan fue el atraco con rehenes a una sucursal en Huesca del banco BBVA por el cual Benito fue condenado.

SOMOS LO QUE HACEMOS