VIRALES
31/08/2018 08:50 CEST | Actualizado 31/08/2018 08:59 CEST

Pedía que su cita de 'First Dates' fuera guapa y con "un buen 'pompis'" y Alba superó todos sus deseos

"Soy muy sexy e intimido a los chicos".

CUATRO

Francisco, un cachas almeriense de 25 años, y Alba, una estudiante madrileña de 20, han protagonizado una de las citas más calientes que se recuerda en First Dates.

El chaval tenía claro lo que buscaba en el programa de Cuatro, y Alba se lo dio con creces: "Lo que más me fijo en las tías es en la cara y en que tenga un buen pompis. Si no no hacemos . Las tetas ya me dan lo mismo, porque eso se opera. Y taca taca", soltó sin tapujos Francisco.

Pincha aquí para ver el programa en la web de Cuatro

CUATRO

Y sus deseos se hicieron realidad. Alba se consideraba una chica sexy —se lo decían todo el rato—, un poco tímida —pero poco— y simpática: "Tengo mucha iniciativa con los chicos, les intimido", reconoció también la chica, antes de matizar que era "muy microondas, porque caliento pero no cocino".

CUATRO

Y sí se calentaron, sí. "Estoy sudando, hace calor. ¿Nos metemos?", planteó Francisco, sin medias tintas. Y, una vez más, sus deseos se hicieron realidad. Ambos se quitaron la ropa para quedarse en ropa de baño y, a partir de ahí, el termómetro comenzó a marcar como 20 o 30 grados más.

CUATRO

"Tiene rasgos japoneses y eso a mí me llama la atención... y me la pone muy bien", afirmó con su elegancia natural Francisco, quien empezó a venirse arriba pronto:

CUATRO

- Francisco. Tienes un cuerpazo. Estás mejor que yo.

- Alba. Pues yo no hago nada de ejercicio.

- Francisco. Pues estás apretaíca y me pone mucho. ¿Y qué te parezco?

- Alba. Muy guapo y tienes buen cuerpo.

- Francisco. ¿Y qué buscas?

- Alba. Conocer a alguien poco a poco y llegar a algo

En ese momento, Alba se levantó a coger la bebida, se giró y a Francisco estuvo a punto de darle un infarto.

CUATRO

"El culo es para hacerle varios favores, es salvaje", argumentó Francisco ante la cámara: "No te levantes más porque se va a poner más caliente el agua", bromeó con Alba.

CUATRO

Por su parte, la chica reconocía ante la cámara que aunque el almeriense se definió como frío, ella era capaz de conquistarle: "Dice que es frío a la hora de enamorarse pero lo puedo conquistar".

Mientras, Francisco seguía con su postureo:

- Francisco. Pues yo he sido muy golfo, pero he cambiado.

- Alba. Pues yo solo he estado con un chico.

- Francisco. Eso me gusta. Tienes mirada de tigresa.

- Alba. Me lo han dicho alguna vez, me dicen que intimida. Soy segura de mí misma.

- Francisco. Yo también.

Para entonces, ambos estaban ya rendidos el uno al otro:

- Francisco. ¿Tú te vendrías a Almería?

- Alba. A mí me encanta el sur.

- Francisco. Pues me encanta la gente así.

- Alba. Pues he pensado en irme a Ibiza.

Y la confirmación llegó en la sala de los deseos. Sacaron una bola que les invitaba a darse un beso de gnomo y la cosa terminó con algo más.

CUATRO

- Alba. Yo no doy besos en la primera cita.

- Francisco. No te va a pasar nada.

- Alba. Pero yo no soy así.

- Francisco. Tú no te pongas nerviosa.

"Me he llevado el beso... esperaba más pero las cosas de palacio van despacio", explicó Francisco.

CUATRO

Y la sentencia no deparó sorpresas. La tensión sexual era más que palpable, y ambos se dieron el sí quiero a una segunda cita.

- Alba. Me has mirado el culo.

- Francisco. Cómo para no mirarlo.

"Pues me la llevo a Almería ahora mismo", sentenció el chaval.

Photo gallery El nuevo restaurante de 'First dates' See Gallery

PULEVA PARA EL HUFFPOST