INTERNACIONAL
31/08/2018 12:28 CEST | Actualizado 31/08/2018 12:28 CEST

Tsipras abre la etapa posrescate y promete mejorar los derechos de trabajadores

El salario mínimo se encuentra actualmente en 586 brutos mensuales, lo que constituye una reducción del 22 % respecto al periodo previo a los rescates.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha abierto la etapa posrescate de su Gobierno y ha anunciado que la prioridad será restablecer los derechos laborales y, a la vez, crear un entorno empresarial atractivo para los inversores y mantener la senda de las reformas para modernizar el Estado.

Tsipras ha presentado ante su recién remodelado gabinete las líneas maestras de su Ejecutivo para el nuevo curso político, que el año próximo estará marcado por varias citas electorales.

La prioridad del periodo posrescate -ha dicho- es "regular el mercado laboral y aumentar el salario mínimo", así como recuperar los principios de la negociación colectiva, abolidos en 2012 durante el Gobierno del conservador Andonis Samarás y por exigencia de los acreedores.

Tsipras no entró en números, algo que se ha reservado para el discurso que pronunciará la semana próxima en la feria internacional de Salónica, donde se espera anuncie también algunos alivios fiscales.

El salario mínimo se encuentra actualmente en 586 brutos mensuales, lo que constituye una reducción del 22 % respecto al periodo previo a los rescates. En caso de los menores de 25 años, que cobran 505 euros brutos, la reducción es incluso del 32%.

Tratará de continuar la lucha contra el empleo sumergido

Otro de los objetivos más inmediatos en materia laboral, añadió, será continuar la lucha contra el empleo sumergido, que si bien ha disminuido sigue siendo gran fuente de preocupación. "Un eje importante de nuestro plan político es la construcción de un nuevo Estado Social", ha subrayado.

Tsipras recalcó, no obstante, la necesidad de continuar con una serie de reformas que no deben interpretarse como parte de las condiciones vinculadas al programa de rescate, sino como "reformas nuestras".

Entre ellas, citó la conclusión del diseño de un catastro; de una base de datos sobre el patrimonio de los griegos y de los mapas forestales de todo el territorio griego, así como la digitalización de la administración pública y la agilización de la Justicia.

Mejorar la transparencia de las licitaciones públicas y reducir la cartera de préstamos fallidos de la banca, -uno de los problemas que impiden que fluya el crédito, tan necesario para impulsar el crecimiento-, serán otros de los objetivos inmediatos, afirmó.

En definitiva, dijo, se trata de crear un entorno favorable para la inversión, la eficiencia administrativa y la lucha contra la corrupción.

El primer ministro celebró hoy su primer Consejo de Ministros tras la remodelación de Gobierno hace dos días y también el primero tras la salida del rescate el pasado día 20.

Se espera que una de las primeras medidas concretas que anunciará desde la feria de Salónica será de tipo fiscal, pero también la anulación de una nueva bajada de pensiones prevista para 2019.

En principio, Grecia se había comprometido ante los acreedores a este nuevo recorte que, sobre todo, ha pedido el Fondo Monetario Internacional, pero desde hace ya meses el Gobierno ha dejado entrever la posibilidad de no aplicarlo. El argumento principal es que la buena evolución de las finanzas permitirá al menos aplazar esa medida.

Grecia se ha comprometido a presentar un superávit primario del 3,5 % del Producto Interior Bruto hasta 2022, pero el Gobierno cree que podrá lograr este objetivo sin la necesidad de castigar nuevamente a los pensionistas.

Los cálculos del Ejecutivo barajados en la prensa hablan de un margen fiscal de 700 millones de euros para el próximo año, lo que permitiría algunas dádivas en el año en que la coalición formada por la izquierdista Syriza y los nacionalistas Griegos Independientes se juega su reelección.

Los sondeos, de momento, son extremadamente adversos, ya que todos los institutos demoscópicos dan una ventaja a la conservadora Nueva Democracia de entre el 5 % y el 11 %.

'Es hora de optimismo, pero no de complacencia. No hay un piloto automático, y el cargo ministerial no es un oficio, tampoco un privilegio, sino una responsabilidad', dijo Tsipras al cerrar su intervención televisada ante su equipo.

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'