POLÍTICA
04/09/2018 20:01 CEST | Actualizado 04/09/2018 22:19 CEST

Torra advierte de que no aceptará una sentencia condenatoria: "O libertad o libertad"

Ha anunciado la creación de un Foro Cívico Constituyente.

AFP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado este martes que no aceptará eventuales sentencias condenatorias del Tribunal Supremo contra los presos soberanistas: "Personalmente no puedo aceptar ni aceptaré ninguna sentencia que no sea la libre absolución".

Lo ha dicho en la conferencia 'El nostre moment' -'Nuestro momento'- en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), donde ha explicado que, si son condenados, estudiará qué decisiones debe tomar y se pondrá "a disposición del pueblo de Cataluña a través de sus representantes legítimos en el Parlament".

Torra ha acusado al Estado de tratar de destruir el independentismo en los últimos meses a través del 155 y de la prisión preventiva a exmiembros del Govern, y ha asegurado que en ningún caso renuncia a la independencia: "Esta propuesta que hago al pueblo de Cataluña tiene una divisa muy sencilla: o libertad o libertad".

Mano tendida...

Antes de eso, el president de la Generalitat ha ofrecido una "mano abierta" al Estado para dialogar, negociar y encontrar "conjunta y bilateralmente" una solución al conflicto en Cataluña, que, ha dicho, "no renunciará nunca a su derecho de autodeterminación".

"Hemos ofrecido siempre, ofrecemos hoy y lo haremos en el futuro una y otra vez, diálogo y negociación, por si se quieren parar los abusos y las arbitrariedades, por si se quiere liberar a los presos políticos y aceptar el retorno de los exiliados, por si se quiere reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña", ha afirmado.

Para lograr ese objetivo, ha anunciado la creación de un "foro cívico y social y constituyente" que sirva como punto de partida hacia un "proceso constituyente". Ha hecho un llamamiento a "agregar el máximo de gente" para "empezar la primera fase del camino hacia un proceso constituyente".

...y gente en las calles

Quim Torra ha fantaseado con una gran "marcha por los derechos civiles, sociales y nacionales de Cataluña", como también a una "multitudinaria" movilización en la Diada y a largo de este otoño.

Una marcha que ha de ser una "movilización amplia, diversa y multitudinaria" y que, ha proseguido, "empieza mañana y que acaba el día de las sentencias contra los presos políticos y que solo podemos concebir como absolutorias".

Por otro lado, ante el "desafío enorme" de las próximas semanas, el presidente ha hecho un "llamamiento" a que en la Diada del 11S haya una "asistencia multitudinaria que desborde la Avenida Diagonal de Barcelona para reivindicar la República Catalana y darle fuerza".

Pero también a rememorar efemérides de 2017 como el 20S, cuando "peligró nuestra normalidad, amenazada por el Estado"; el 1 de octubre, que no debe tener "una mirada nostálgica ni triste, sino de reivindicación y esperanza" y en el que "todos los que participamos nos declararemos culpables de haber participado en un acto democrático"; el recuerdo del "paro de país" del 3 de octubre y la noche en la que "no podremos olvidar el discurso de Felipe VI"; o la "declaración política de independencia" del 27 de octubre.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB