INTERNACIONAL
05/09/2018 13:51 CEST | Actualizado 05/09/2018 14:16 CEST

Rusia sospecha que el agujero en la Estación Espacial Internacional fue un sabotaje

"Lo hizo una mano humana, hay rastros de un taladro".

ISS

La noche del pasado 30 agosto se produjo en la Estación Espacial Internacional una caída de presión debido a una fractura de 2 milímetros en el casco de la nave espacial rusa Soyuz MS-09 atracada en el puesto orbital.

La agencia espacial rusa, Roscosmos, sospecha que se pudo producir un sabotaje: "Estamos considerando todas las teorías. La que se refiere al impacto de un meteorito ha sido rechazada porque el casco de la nave espacial fue impactado desde adentro. Sin embargo, es demasiado pronto para decir definitivamente qué sucedió. Pero parece que se hizo con una mano vacilante ... es un error tecnológico de un especialista. Lo hizo una mano humana, hay rastros de un taladro que se desliza por la superficie. No rechazamos ninguna teoría", dijo a TASS Dmitry Rogozin, director general de Roscosmos.

EFE
Fotografía facilitada por la NASA que muestra un agujero en el casco de la nave Soyuz MS-09, que se encuentra adosada el segmento ruso de la Estación Espacial Internacional

"Es una cuestión de honor para Energia Rocket and Space Corporation (fabricante de la Soyuz) encontrar al responsable de eso, descubrir si se trató de un defecto accidental o un deterioro deliberado y dónde se hizo, ya sea en la Tierra o en el espacio. Ahora es esencial ver la razón, conocer el nombre del responsable de eso. Y lo sabremos sin falta", prometió.

El Centro de Control de la Misión de Rusia dio instrucciones a los cosmonautas rusos Oleg Artemyev y Sergei Prokopyev para que taponasen el orificio del vehículo espacial con el sellador epóxico.

El trabajo fue realizado el jueves por la noche. Después de eso, los cosmonautas rusos hicieron fotos y grabaciones de video del agujero y monitorearon su condición y presión en la estación espacial cada hora. Según los datos de Roscosmos, la presión sobre el puesto avanzado orbital se mantiene estable después de las reparaciones.

La ISS, ejemplo de cooperación internacional

Los problemas técnicos y de funcionamiento no son extraños a bordo de la ISS y la mayoría de las veces no representan un peligro real para la tripulación.

A bordo de la ISS se hallan desde el 21 de marzo los astronautas norteamericanos Drew Feustel y Richard Arnold y el cosmonauta ruso Oleg Artemiev.

A ellos se sumaron el 8 de junio el ruso Sergueï Prokopiev, la estadounidense Serena Auñón-Chancellor y el alemán Alexander Gerst.

El sector espacial ruso ha sufrido varios reveses importantes entre 2015 y 2017, como la pérdida de una nave de carga Progress para reabastecer la ISS o el fallo de un lanzador Proton.

Las naves rusas Soyuz son actualmente las únicas capaces de llevar y traer del espacio a las tripulaciones de la ISS.

La Estación Espacial Internacional es uno de los raros ejemplos de la cooperación entre Rusia y Estados Unidos en un contexto de tensiones sin precedentes desde la Guerra Fría.