TENDENCIAS
06/09/2018 18:50 CEST | Actualizado 06/09/2018 18:51 CEST

Seis momentos (y un bonus) que demuestran que Aramís Fuster dará mucho juego en 'GH Vip'

"Idiomas, querida".

La casa de Gran Hermano Vip y los espectadores del programa están de suerte. La "máxima autoridad mundial del ocultismo", Aramís Fuster, formará parte del grupo de concursantes que este mes de septiembre acudirá a Guadalix de la Sierra. El nombre de la pitonisa se une al de otros confirmados por Telecinco como Angel Garó, Makoke o Darek.

La noticia ha causado un gran revuelo y en pocos minutos Aramís ya era Trending Topic en Twitter, donde sus seguidores han mostrado su expectación ante la inminente entrada de la pitonisa. Dado su amplio y pintoresco historial televisivo, todo apunta a que la fundadora de la Aramlogía (la religión de Aramís) será uno de los grandes personajes de la nueva edición del reality. Desde aquí hemos recopilado algunos de sus grandes momentos para ir abriendo boca antes de su entrada en la casa.

Cuando explicó cómo hacer vudú

Aramís explicó a los espectadores de Sé lo que hicisteis (La Sexta) los requisitos previos para practicarle vudú a otra persona, y lo hizo de forma explícita. "Lo primero que hay que hacer es coger un pepino grande, de unas dimensiones considerables, e introducirlo por el ano". Nada más que añadir.

Cuando se convirtió en Concha Velasco

TELECINCO

Los fans de la pitonisa sabrán que ha revolucionado con su presencia multitud de programas de Telecinco y Cámbiame no fue una excepción. Aramís se puso en manos de los estilistas del programa para transformar su apariencia y su vida y no pudo ser más sincera al verse por primera vez en el espejo: "¡Me habéis convertido en Concha Velasco!".

Cuando presumió de sus poderes sexuales

PARECE MENTIRA,PERO ES VERDAD!!!

Una publicación compartida de Aramis Fuster (@aramis_fuster) el

En una de sus apariciones en Sálvame, la fundadora de la Aramlogía habló de que había conseguido idear nuevos hechizos para mejorar la vida sexual y los gustos estéticos de los españoles. En concreto dos: alargamiento de pene y aumento de senos.

Cuando se encontró con un cámara por la calle y fingió salir de una comisaría

Que Aramís Fuster no puede resistirse a intervenir cuando ve una cámara está claro y este momento lo demuestra. Un reportero y un cámara de televisión se encontraron a la pitonisa en medio de la calle y decidieron acudir a interesarse por sus novedades. Aramís mutó en apenas segundos y aseguró compungida que salía de poner una denuncia en la comisaría aunque las cámaras ya habían captado que eso no era cierto. (Vídeo de arriba:minuto uno)

Cuando se rapó en directo para demostrar su inocencia

Suena raro, lo sabemos, pero con esta premisa se presentó Aramís en el ya extinto ¿Dónde estás, corazón? (Antena 3). La pitonisa se rapó el pelo en directo con una maquinilla para demostrar que era inocente, en contra de lo que rezaba una sentencia judicial. Ella estaba tan convencida que prometió llegar hasta donde hiciera falta, anunciando que se cortaría lo que hiciera falta, "hasta la cabeza".

Cuando se declaró adicta a la Coca-Cola

Ocurrió mientras relataba a un reportero de Sálvame que estaba pasando por una mala racha y que se encontraba muy desanimada. Aramís confesó ser adicta a este refresco y el periodista se ofreció a comprarle una botella de dos litros y su respuesta recordada en infinidad de ocasiones. "Light, pequeña, no necesito más", pidió la diva del ocultismo. Está por ver si sus compañeros en Gran Hermano accederán a llenar las neveras de la casa de Coca-Cola.

Bonus track: Cuando mandó a Lydia Lozano aprender idiomas

El último y no por ello el menos destacable. Todo lo contrario. La pitonisa estaba hablando de la enfermedad de su padre, Alzheimer, y a Lydia Lozano le chirrió la pronunciación de Aramís —en inglés—, que se defendió y mandó a la colaboradora a aprender lenguas. "Idiomas querida, aprende", le espetó. El momento es recordado como una de las grandes perlas de la televisión de los últimos años, y la frase, repetida hasta la saciedad.

EL HUFFPOST PARA ACNUR