TENDENCIAS
06/09/2018 13:11 CEST | Actualizado 06/09/2018 14:01 CEST

Dolores O'Riordan murió por ahogamiento tras una intoxicación etílica

Las primeras conclusiones de la investigación oficial por el fallecimiento de la cantante de The Cranberries.

Dolores O'Riordan, durante un concierto en Melbourne (Australia) el 17 de marzo de 2012.
Getty Images
Dolores O'Riordan, durante un concierto en Melbourne (Australia) el 17 de marzo de 2012.

La cantante de The Cranberries Dolores O'Riordan falleció el 15 de enero a los 46 años en Londres, ciudad en la que se encontraba para una grabación. Poco se supo entonces sobre los motivos, pero ahora los primeros resultados de la investigación apuntan a que murió por ahogamiento a causa de una intoxicación etílica.

La jueza forense Shirley Radcliffe, del tribunal londinense de Westminster, que había empezado con las pesquisas el 19 de enero, dijo al exponer sus conclusiones que la muerte fue "un accidente", lo que ya determinó la Policía al investigar el caso.

Sky News señala que no se han encontrado evidencias de que la cantante consumiera drogas, pero sí había ingerido una cantidad excesiva de alcohol.

Durante la investigación, la agente de policía Natalie Smart explicó que halló el cadáver de la intéprete sumergido bajo el agua en la bañera de su habitación del hotel Hilton, donde se encontraron también varias botellas de champán.

También había varias cajas de medicamentos de prescripción médica, pero los niveles de estos en la sangre de O'Riordan estaban dentro de los límites permitidos, al contrario que el grado de alcoholemia.

Días después del fallecimiento de la cantante irlandesa, el portavoz de la investigación forense comunicó que se le había realizado la autopsia. "Posteriormente, la Policía Metropolitana se presentó y determinó que la muerte no era sospechosa. Se ha efectuado una autopsia y este tribunal está a la espera de los resultados de varias pruebas", señaló entonces Stephen Earl.

Dolores O'Riordan, una de las voces más distintivas de Irlanda, murió súbitamente durante una breve visita a Londres para participar en una sesión de grabación en la que pondría voz a una versión del conocido tema de The Cranberries Zombie interpretada por la banda de rock estadounidense Bad Wolves.

La cantante tenía tres hijos con el representante del grupo británico Duran Duran, Don Burton, de quien se separó en 2014 tras 20 años de matrimonio.