INTERNACIONAL
06/09/2018 09:25 CEST | Actualizado 06/09/2018 22:10 CEST

Las claves del artículo del 'héroe sin capa' que desmonta a Trump

Lo ha publicado 'The New York Times' y ha generado una vorágine de reacciones por todo el mundo.

"Soy parte de la resistencia dentro del gobierno de Trump". Estas palabras, que dan título al artículo de opinión publicado en The New York Times, forman parte desde ya de la historia de Estados Unidos. Esto es así por muchos motivos, pero por uno en especial: su autor, anónimo, dice que él y muchos de sus colegas se han conjurado para trabajar contra el presidente. Es algo insólito y las sensaciones que la lectura del texto produce son, en su mayoría, coincidentes: es uno de los artículos más increíbles que el prestigioso periódico ha publicado.

Las dimensiones de las consecuencias que su publicación está teniendo no paran de incrementarse. La tormenta política en la Casa Blanca y en Washington es inmensa, y todo el mundo con algo de poder dentro de la Administración Trump se mira de reojo: ¿quién ha sido? Los nombres de varios "sospechosos" llevan varias horas salpicando los titulares de los medios de comunicación. Muchos de ellos, entre los que está el vicepresidente Mike Pence, ya han hablado para desligarse del explosivo editorial e intentar escapar del patíbulo en el que la Casa Blanca va a quedar convertida estos días.

Trump, iracundo, quiere un culpable. No le importan ni el análisis que todo el mundo está haciendo acerca de las implicaciones de la carta ni el debate sobre la sostenibilidad del mandato de un presidente al que sus propios colegas consideran, como refleja el memorable editorial, un desequilibrado.

Esto es todo lo que tienes que saber sobre el artículo que ha incendiado, una vez más, la presidencia Trump:

1. Es anónimo

Dicho así puede parecer una obviedad, pero no lo es para nada. Que The New York Times haya dado el paso de publicarlo sin revelar quién está detrás del texto es algo excepcional, como prueba que lo justifiquen antes de dar paso al artículo:

The New York Times tomó hoy la inusual decisión de publicar una columna de opinión anónima. Lo hemos hecho de esa forma a pedido del autor, un funcionario de alto rango en el gobierno de Trump cuya identidad conocemos y cuyo empleo estaría en riesgo por divulgar esta información. Creemos que publicar este ensayo de forma anónima es la única manera de ofrecer una perspectiva importante a nuestros lectores.

Conscientes del debate que se ve a generar, en su edición en original, el periódico insta a sus lectores a que les hagan preguntas sobre el proceso.

En El HuffPost España queremos conocer tu opinión, ¿crees que han hecho bien en publicarlo sin revelar la autoría?

Tal y como se explica en el texto, el autor es un miembro de alto rango de la administración Trump, nombrado por el presidente de EEUU, que ha pedido al periódico que lo publique bajo la condición de anonimato para no perder su puesto de trabajo. El hecho de que sea anónimo plantea dudas ligadas a la credibilidad de lo que en él se dice, y ha hecho que se cuestione la decisión de NYT, entre los propios periodistas: ¿hay que publicar un artículo de opinión anónimo?

Medios como The Atlantic, consideran un error el paso dado por NYT ya que con él se abre una "crisis institucional" que aumentará, "aún más" las paranoias del presidente.

El periódico estadounidense ya lo había hecho en otra ocasión: en el año 2016 publicó, bajo la condición de anonimato, un artículo de un solicitante de asilo.

El proceso hasta que se publica el texto es interesante: el director del medio no sabía que se iba a publicar, ya que el jefe de opinión no depende de él. Fue este cargo el que tomó la decisión de dar luz verde a que apareciera en el periódico este artículo que, por cierto, les llegó a través de un intermediario.

La separación entre opinión y redacción en el Times es tal que un redactor del diario en Washington, Edward Wang, ha pedido ayuda para desenmascarar a la fuente anónima. El periodista no ha encajado bien, a juzgar por sus retuits, la decisión de su periódico y ha publicado este mensaje:

"Estoy deseando ir a trabajar y ver si los editores de NYT quieren que los reporteros de la oficina de DC intenten desenmascarar al escritor del editorial. Si alguien tiene algún consejo, ¡que me lo haga llegar a través de una aplicación encriptada! (y sí, hay un firewall entre la redacción y la página de opinión)".

2. Incluye graves acusaciones sobre Trump

Muchas y muy graves. Asegura que altos cargos de la Administración están tan alarmados por el "errático" y "amoral" comportamiento de Trump. De ahí que muchos de ellos estén trabajando "diligentemente desde dentro para frustrar parte de su agenda y sus peores inclinaciones".

El autor del artículo habla de que existe una presidencia de "dos vías": en una, Trump dice una cosa y en la otra, su equipo hace otra, por ejemplo en lo que ha llamado la "preferencia por autócratas y dictadores" que tiene Trump. Y los funcionarios trabajan activamente para aislarse del estilo de liderazgo "impetuoso, confrontativo, insignificante e ineficaz" de Trump, afirmó el alto funcionario.

La pieza sin firmar parece reforzar las afirmaciones hechas por el periodista Bob Woodward en su nuevo libro, cuyo contenido parcial fue divulgado el martes y en el que se describe una camarilla virtual de altos funcionarios de la Casa Blanca y del gabinete para evitar que Trump tome decisiones perjudiciales para la economía y la seguridad nacional de Estados Unidos.

3. Lo que se sabe pese al anonimato

Que es alguien que conoce bien al presidente ya que es capaz de describir detalladamente su conducta. En el artículo se describe como un miembro "senior" de la administración Trump. Tal y como recuerda la corresponsal en Washington Dori Toribio, es "difícil" que NYT publique algo así y conceda anonimato a alguien si no se trata de un alto cargo:

Se define como conservador y presume de las cosas que se han hecho de manera "brillante" pese a la cobertura negativa que se da sobre el Ejecutivo: "desregulación efectiva, una reforma fiscal histórica, un Ejército fortalecido y más".

4. Pence, el vicepresidente, está en el centro del carrusel de sospechosos

Inevitablemente las especulaciones sobre el autor han surgido de manera casi paralela a la publicación del artículo: se analiza casi al milímetro cada palabra y así se llega a "lodestar".

Su traducción al español sería la de "faro", un término de la astrología que en el texto se usa metafóricamente para hablar del senador John McCain como una figura a seguir de cara a "restaurar el honor en la vida pública y el diálogo nacional". Twitter se ha llenado de inmediato de personas dedicadas a la "caza" de alguien de la administración Trump que use este término y el ganador es... El vicepresidente Mike Pence:

Sin embargo, Mike Pence lo ha desmentido y ha instado al autor del "vergonzoso" editorial a "dimitir" cuanto antes:

No es el único que ha sido enfático a la hora de desligarse del texto. Mike Pompeo, y el secretario de Defensa, James Mattis también se han desligado. El Director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, la Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, el fiscal general Jeff Sessions, son sólo algunos de los "sospechosos" que se han apresurado a negar su autoría. Político ha hecho un detallado recuento de todos los alto cargos que han dicho entonado el "pío pío, yo no he sido".

5. Una referencia clave: la 25ª enmienda de la Constitución

En el texto hay una parte especialmente llamativa: el autor asegura que al principio de la administración, algunos funcionarios discutieron en voz baja la posibilidad de invocar la 25ª enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que permite la destitución de un presidente juzgado incapaz de realizar sus deberes.

"Pero nadie quería precipitar una crisis constitucional. Así que haremos lo que podamos para dirigir la administración en la dirección correcta hasta que, de una forma u otra, se acabe".

6. La reacción de la Casa Blanca

La previsible. La portavoz Sarah Sanders es la primera en hablar: "El individuo detrás de esta pieza ha decidido decepcionar en lugar de apoyar al presidente EEUU. No está poniendo al país primero. Este cobarde debería dimitir". La clave está en que Sanders no desmiente lo que se dice en el texto, que califica de "patético, imprudente y egoísta", y critica al Times por haberlo publicado.

7. La reacción del presidente

En su línea:

"¿Existe realmente el llamado 'alto funcionario de gobierno' o sólo es el fallido The New York Times con otra de sus fuentes falsas?", se pregunta el mandatario. "Si la cobarde persona anónima en realidad existe, ¡el Times debe, por razones de Seguridad Nacional, entregar a él/ella al gobierno de inmediato!".