ECONOMÍA
10/09/2018 21:13 CEST | Actualizado 10/09/2018 23:05 CEST

Más de 1,8 millones de usuarios pueden quedarse sin el bono social eléctrico

Solo una de cada cuatro solicitudes de beneficiarios del antiguo bono social han sido aceptadas en la nueva ayuda.

Factura de la luz.
Kameleon007 via Getty Images
Factura de la luz.

El invierno se acerca. Como alertan los Stark en Juego de Tronos, miles de usuarios temen la llegada del invierno. No es para menos. La factura de la luz está por las nubes. El recibo de la luz alcanzó en agosto el precio más alto en todo el año. Se encareció cerca de un 11% respecto al agosto de 2017, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) recogidos por EFE.

Un consumidor que tenga la tarifa regulada (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), una potencia contratada de 4,4 kilovatios y un consumo anual de 250 kilovatios al mes, ha pagado en agosto 62,51 euros de recibo de la luz, 6,15 euros más que los 56,36 euros que pagó hace un año.

A pesar de la subida de los precios de la luz, el bono social eléctrico diseñado por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2017 excluirá a millones de usuarios. La nueva ayuda ofrece descuentos del 25% o el 40% en el recibo de la luz para los consumidores con dificultades económicas, en función del nivel de la renta.

El plazo de solicitud del nuevo bono social eléctrico concluye el 8 de octubre. Cuando apenas queda un mes para solicitar la ayuda, únicamente 650.000 consumidores la tienen concedida, según los datos de la CNMC a finales de julio publicados este lunes.

La cifra de beneficiarios del nuevo bono social eléctrico resulta ridícula si se compara con el número de personas que tenían el antiguo bono social: 2,5 millones de clientes. Es decir, solo uno de cada cuatro actuales beneficiarios ha logrado el visto bueno para continuar con los descuentos.

También resulta claramente insuficiente si se tiene en cuenta que el actual Gobierno de Pedro Sánchez calcula que hay 4,6 millones de hogares en España con dificultades para pagar la factura de la luz, según aseguró Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, la semana pasada en el Foro Cinco Días.

Miles de pensionistas y viudas perderán el descuento que actualmente tienen en la factura de la luz si no logran ser aceptados antes del 8 de octubre. Este recibo ha subido muy por encima del 1,6% que se incrementaron las pensiones públicas con la aprobación de los presupuestos.

Según la CNMC de los 650.000 nuevos beneficiarios del bono social, unos 333.000 se corresponden con consumidores vulnerables, con derecho a un descuento del 25% en la factura, y unos 316.000 con vulnerables severos, con derecho a descuento del 40% en la factura.