NOTICIAS
11/09/2018 13:32 CEST | Actualizado 11/09/2018 13:33 CEST

Sólo los maestros y tres alumnos hablan español en un colegio de Lorca (Murcia)

El resto de estudiantes de este centro de Infantil y Primaria se expresa en árabe dialectal marroquí.

DONGSEON_KIM / Getty Images

Sólo los maestros y tres nuevos alumnos hablan en español en el colegio público de infantil y primaria San Cristóbal, de Lorca (Murcia), donde el resto de estudiantes se expresa en árabe dialectal marroquí. Así se lo ha transmitió ayer en el inicio del curso escolar en esa ciudad su directora, Antonia Pérez, a la consejera murciana de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá.

Pérez ha explicado que la barrera idiomática es la principal singularidad de su colegio, en la periferia urbana, con la mayoría de alumnado de padres extranjeros y al que los niños se incorporan "hablando solo su lengua materna".

De todos los nuevos alumnos de tres años que se estrenan en las aulas de este centro este año solo tres, de etnia gitana, hablan español, ha dicho Pérez, que ha demandado más personal docente y un mayor porcentaje de alumnos con el español como lengua materna.

Aunque "las metas educativas son las mismas, es muy diferente la realidad" de este colegio, cuyas maestras "necesitan más tiempo y más esfuerzo" que el resto de los docentes murcianos, porque a sus alumnos "hay que enseñarles a hablar español", dificultad que también afecta al profesorado en su relación con los padres, que tampoco hablan castellano.

El centro colabora desde hace dos años con la Fundación Cepaim para enseñar a hablar español a madres de alumnos, unas 15 por curso, que cuando tienen nociones básicas pueden servir de intérpretes ante otros padres.

La consejera ha señalado que se determinará este mes si el San Cristóbal se incorpora a la red regional de centros de "atención preferente", que reciben "un mimo y un cuidado especial con recursos materiales y humanos" extra elegidos por cada equipo directivo.

QUERRÁS VER ESTO

España marca la diferencia en la adaptación de los hijos de inmigrantes en nuestro país.