POLÍTICA
11/09/2018 16:53 CEST | Actualizado 11/09/2018 16:53 CEST

Torra reconoce que no puede abrir las cárceles para dejar en libertad a los políticos independentistas presos

"Iniciamos la fase hacia el proceso constituyente", dice el presidente de la Generalitat.

GETTY

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dicho una verdad. En concreto, que no tiene la potestad de abrir las cárceles catalanas - ni ninguna otra- para liberar por su cuenta a los nueve presos soberanistas actualmente en prisión: Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Josep Rull, Jordi Turull, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa y Quim Forn. Asimismo, ha anunciado que van a iniciar la fase del proceso constituyente, "hacia la constitución catalana".

Torra evitó hace unos días, en una entrevista en Catalunya Radio, dejar claro que él, como presidente, no puede sacar de la cárcel a los políticos catalanes presos en caso de que estos fueran condenados tras el juicio del 1-O. Insistió en que, llegado el caso, sería el Parlamento catalán y los catalanes - y no los jueces- quienes le fijarían el "límite" en sus actuaciones y que serán ellos quien le marquen "si obedecer o desobedecer" las sentencias judiciales.

Este martes, el presidente ha decidido decir la verdad. "Yo no tengo la posibilidad de abrir las cárceles", ha reconocido este martes en un encuentro con corresponsales extranjeros que se ha celebrado en el Palau de la Generalitat con motivo de la Diada, según han explicado a Europa Press fuentes conocedoras.

AFP
Quim Torra durante la conferencia de prensa con corresponsales extranjeros en el Palacio de la Generalitat en Barcelona el 11 de septiembre de 2018 durante el Día Nacional de Cataluña, 'Diada'

Además, ha asegurado que el proceso judicial a los encausados del proceso soberanista ha estado repleto de "irregularidades".

Torra ha criticado que los líderes serán juzgados por la organización del 1-O, algo que ha calificado de injusto, y ha recordado que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont "está fuera y en libertad".

"¿Cómo van a juzgar en España a un gobierno cuando el presidente Puigdemont está en Bélgica y se acaba desplazar a Suiza, estuvo en Escocia y se mueve por toda Europa en libertad? Por favor, hay una contradicción tan evidente que ya sabemos que no van a tener un juicio justo", ha concluido.

Errores

Torra ha asegurado que el 1-O valió la pena pese a todas las consecuencias negativas que ha tenido para los líderes soberanistas: "Los pueblos que luchan por su libertad lo intentan una y otra vez", aunque ha admitido que durante de 2017 se cometieron errores.

GETTY

"Hubo desconfianzas dentro del Govern que lastraron la necesaria unidad de acción en ese momento", ha concluido Torra, que no ha querido entrar en detalles porque ha considerado, en primer lugar, que la historia ya se encargará de estudiarlo y, en segundo, porque hay un proceso judicial abierto.

Referéndum de auto...

Torra ha abogado por negociar con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un referéndum sobre la independencia, mientras que el presidente del Ejecutivo central le ha ofrecido que esta votación sea sobre un eventual nuevo Estatut, no sobre la posibilidad de Cataluña de ser un Estado.

El presidente catalán ha ironizado con que ya están de acuerdo con Sánchez en que el referéndum debe ser sobre "auto...", pero la Generalitat quiere que sea sobre autodeterminación mientras el Gobierno insiste en que tiene que ser sobre autogobierno.

Una constitución catalana

En respuesta a los periodistas internacionales, el presidente ha explicado que el Govern "da por acabada la fase de restitución de las instituciones", porque en los primeros 100 días de Govern han conseguido ponerlas en marcha.

"Acabada esta fase de restitución de las instituciones, que no la restitución del presidente Puigdemont --que sigue siendo el objetivo de este Govern--, nosotros entramos en la segunda fase. Vamos ya a iniciar esa fase hacia el proceso constituyente, hacia esa constitución catalana", ha anunciado.

Para ello, el presidente ha reiterado que impulsarán el Fórum Cívico, Social y Constituyente, una plataforma descentralizada en toda Cataluña, con un objetivo: "Para que debatamos entre todos los catalanes esa república que nos queremos dar y esa constitución que nos queremos dar".

Sobre esa estrategia constituyente, Torra ha dicho que tendrán un papel las instituciones catalanas --Generalitat, Parlament y ayuntamientos-- y la labor "del exilio, con el Consell de la República, con el presidente Puigdemont al frente, y también en cuatro países con voces muy potentes para defender la causa justa de la independencia".

Ha asegurado a los periodistas que el tercer eje sobre el que quieren apoyar la fase constituyente es la sociedad civil organizada, y les ha garantizado que este martes, en la manifestación convocada por la ANC en Barcelona, se verá que la idea de la independencia no la han creado "en los despachos" los políticos.

Barcelona independentista

Preguntado por las candidaturas independentistas a las elecciones municipales en Barcelona, ha respondido: "Para mí es muy importante que tengamos un alcalde independentista en Barcelona".

Ha reconocido que JxCat y ERC pueden tener estrategias distintas para conseguirlo, pero ha insistido en que "la clave es que los independentistas ganen las elecciones municipales" en la capital catalana, y ha recordado que eso no lo han tenido durante el proceso independentista.

EL HUFFPOST PARA ENDESA