12/09/2018 10:44 CEST | Actualizado 12/09/2018 10:44 CEST

Ocho memes con los que entenderás a un emprendedor milenial

Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street, Jesse Eisenberg en La red social o Jennifer Lawrence en Joy. Además de una nominación al Oscar, todos tienen en común haber encarnado a jóvenes empresarios de éxito. Y es que amasar un puñado (o millones) de dólares antes de los 30 es carne de guion hollywodiense. Pero, ¿en qué se parecen estos triunfadores de cine y los emprendedores de carne y hueso? ¿Cuál es la introducción, el nudo y el desenlace de la vida de los emprendedores milenials?

En España las pymes fundadas por jóvenes de entre 18 y 38 años son las impulsoras del comercio electrónico. Según la tercera edición del estudio "Las pymes españolas en el ámbito online" de eBay, el 46% de las empresas gestionadas por milenials vende sus productos por redes sociales y plataformas de e-commerce.

Para saber qué hay detrás de este éxito, hemos traducido las situaciones más habituales de los emprendedores en el lenguaje milenial por excelencia: los memes.

1. La guardería, su primer 'coworking'

EBAY

Según datos del estudio, 4 de cada 10 emprendedores milenials tuvo su primer contacto con los negocios entre los 16 y los 22 años... Sí, has leído bien: 16 años. Y es que mientras tú te quedabas en casa viendo Al salir de clase, estos chicos ya vendían pulseritas por el barrio o alquilaban videojuegos a sus compañeros de clase. Era cuestión de tiempo que de ahí pasasen a comercializar sus apuntes de Teoría de la Empresa Informativa y, unos años después, a vender por Internet.

Definitivamente, el emprendedor nace, no se hace.

2. ¿Out-of-the office? ¿Es un nuevo bar?

EBAY

¿Quién no ha deseado ser su propio jefe después de un laaaaargo día de trabajo y unos 80 emails con encargos "para ayer"? Muchos nos quedamos en el deseo y unos pocos valientes se atreven a dar el paso. Y es que ser su propio jefe es una de las motivaciones citadas por los emprendedores milenials a la hora de desarrollar su negocio. Al principio puede ser duro, pero con el tiempo, ser contable, jefe de logística, director de marketing y responsable de redes sociales (todo a la vez) te curte más que la primera temporada de Juego de Tronos a Khaleesi.

Criar tres dragones no es nada comparado con preparar el inventario para el Black Friday.

3. El módem es su BFF

EBAY

O lo que es lo mismo si no eres milenial: su mejor amigo. Un objeto imprescindible en sus vidas que tan pronto les permite hablar con el colega que vive en Australia como vender por Internet diseños exclusivos de riñoneras. Pero esta historia de amor -como en las mejores comedias románticas- tuvo unos inicios complicados. Sí, aunque no lo parezca, algunos emprendedores milenials no creían en Internet para desarrollar su negocio; pero ahora, años después, reconocen que, si volvieran a abrir su negocio, sería una tienda online desde el principio

Ay, ojalá un Delorean (o una puerta del Ministerio) a 2008, ¿verdad?

4. Emprendedor milenial y el misterio del nicho de negocio

EBAY

Piden comida con una app, compran el último modelo de zapatillas por Internet, siguen un plan de entrenamiento deportivo con su móvil... Los milenials conocen todo de la red y le sacan el máximo partido. Y si, de repente, buscan algo y no lo encuentran... ¡Aquí hay negocio! Y es que, como confirma el estudio de eBay, esta generación se caracteriza por seguir de cerca las tendencias y saben que en el futuro el gato al agua se lo llevará quien sepa personalizar su oferta a las necesidades del consumidor.

De hecho, ellos ya saben lo que quieres para Reyes... Del 2020.

5. Pesadilla antes de Navidad

EBAY

Visualiza: 19 de diciembre, tu tienda online no para de recibir pedidos y solo faltan cinco días para Navidad. De repente te acuerdas de esa guía para emprender que te dieron hace meses y que ahora debe de estar sepultada debajo de millones de papeles. ¿Qué decía de la logística? ¿Y de los gastos de envío? Estos son los principales retos a los que se enfrentan los emprendedores milenials al abrir su e-commerce.

Menos mal que no están solos ante el peligro y que hay plataformas de comercio electrónico más resolutivas que Anne Hathaway en El diablo viste de Prada.

6. Las aduanas ya son 'vintage'

EBAY

Es el objetivo de todo emprendedor: ver crecer su empresa. Pero, normalmente, cuando esto pasa, los problemas también se reproducen: los costes ascienden y surgen complicaciones legales. Y ya si el negocio traspasa fronteras, todo se vuelve más raro que el argumento de la última temporada de Twin Peaks. Afortunadamente, esta generación sabe aliarse con plataformas de comercio electrónico que solucionan por ellos todos los "marrones" que significa vender a otros países.

Por cierto, ¿cómo se dice "devoluciones gratis" en javanés?

7. Des-pa-ci-to

Así pasa el tiempo para los emprendedores que esperan sus primeros beneficios. Algunos se desesperan los primeros meses al ver que la cuenta no engorda como esperaban... Pero esto es como cuando tenías un Tamagotchi: si lo mimas y le prestas atención, al final responde. El 30% de los emprendedores digitales asegura que, en menos de un año, consiguieron obtener beneficios y aumentar cada día sus ganancias.

Pasito a pasito, suave suavecito.

8. Y un día... ¡Por fin lo petas!

¿Sabes esas películas en que el tiempo se para mientras el balón se acerca a la canasta? El momento decisivo. El momento que llevas esperando desde el principio. El momento en el que lo petas. Para los emprendedores milenials esto tiene mucho que ver con aliarse con un socio que le permita tener más visibilidad en el entorno online, atraer nuevos clientes e incrementar las ventas.

Y fueron felices y comieron poke bowl.

EL HUFFPOST PARA HONEST