NOTICIAS
13/09/2018 12:14 CEST | Actualizado 13/09/2018 12:16 CEST

Navantia retomará el contrato de las corbetas de Arabia Saudí con los mismos plazos

Los trabajadores de la factoría de San Fernando suspenden las movilizaciones previstas.

EFE
Manifestación de trabajadores de Navantia en la A-4, el pasado martes.

Los trabajadores de Navantia en San Fernando (Cádiz) han confirmado esta mañana que la factoría retomará el contrato de las cinco corbetas para Arabia Saudí con los mismos plazos previstos, sin dilaciones y sin que se vayan a producir nuevas protestas. En una rueda de prensa de urgencia, ofrecida esta mañana, se ha confirmado que se suspenden las movilizaciones previstas, aunque "permanecerán alerta" ante posibles nuevas amenazas.

Hoy estaba aprobada una manifestación que iba a unir a los tres ayuntamientos de la Bahía de Cádiz que tienen plantas de los astilleros públicos: San Fernando, Cádiz y Puerto Real. En esta zona viven los 6.000 empleados (directos e indirectos) beneficiados por el contrato, que da carga a la empresa para cinco años. El acuerdo para la construcción de cinco corbetas -similares a las de la clase Avante 2200 vendidas por España anteriormente a Venezuela- comprendía el abono a Navantia por parte de Arabia Saudí de 1.800 millones de euros.

Los empleados del astillero gaditano han decidido "dar un voto de confianza" a la gestiones que viene realizando el Gobierno, sobre todo después de que el ministro de Exteriores, Josep Borrell, haya confirmado formalmente que las 400 bombas para Riad cuya venta se había paralizado van a ser enviadas finalmente al aliado del Golfo Pérsico. Dice Borrell que no han detectado "irregularidad" alguna en ellas y que son armas de precisión y no provocan daños colaterales.

A lo largo de la mañana del miércoles ya se habían sucedido distintos mensajes que hacían intuir que el asunto estaba "absolutamente encauzado", tal como expresó la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo. Desde Exteriores, durante la última semana se han mantenido contactos constantes con Riad para calmar los ánimos de los compradores. El mensaje que se trasladaba a Navantia era de tranquilidad, pero los empleados seguían inquietos hasta no tener una confirmación en firme.

El presidente del comité de empresa de Navantia San Fernando, Jesús Peralta, ha explicado que "parece ser que el Gobierno ha agilizado las gestiones y que la diplomacia española ha hecho su trabajo. Al parecer, el Reino de Arabia ha vuelto a convocar a Navantia y a la SEPI para programar los viajes que se habían cancelado. El programa sigue su curso". "La plantilla ha conseguido que este Gobierno sea capaz de rectificar y de llevar su política industrial por buen camino", sostiene Peralta, quien espera que "no haya ningún obstáculo más".

Respecto al debate surgido sobre si España debe vender armamento a países como Arabia Saudí, Peralta ha indicado que si se lograra un pacto a nivel europeo para no vender armamento a este tipo de países, Navantia San Fernando no haría buques de guerra, "pero si no lo hacemos nosotros, lo harán otros, y mejor que se haga aquí".

QUERRÁS VER ESTO

ONG denuncian venta ilegal de armas de España a Arabia Saudí.

.