INTERNACIONAL
14/09/2018 21:04 CEST | Actualizado 14/09/2018 21:08 CEST

"¡A la mierda!": Luxemburgo estalla contra Salvini

El ministro italiano acababa de decir sobre la inmigración: "No necesitamos tener nuevos esclavos para sustituir a los hijos que no tenemos".

Matteo Salvini, el ministro del Interior italiano, lanza casi a diario exabruptos contra los inmigrantes desde sus redes sociales. Hay quien le aplaude, quien le bloquea, quien le responde... Pero ¿cómo reaccionar cuando dice una de sus burradas a un metro de ti? Pues el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, lo ha hecho perdiendo la paciencia y los papeles.

Directamente, ha mandado "a la mierda" al ministro xenófobo, después de que este alegase que el descenso de la natalidad en Europa no justifica la llegada de miles de migrantes a la Unión, y mucho menos a Italia: "No necesitamos tener nuevos esclavos para sustituir a los hijos que no tenemos". Salvini, viceprimer ministro y líder de la Liga Norte, se ha referido a esta cuestión durante una sesión a puerta cerrada sobre migraciones y seguridad celebrada en Austria, que este semestre ocupa la Presidencia de turno de la Unión Europea.

"He oído a alguien decir que necesitamos la inmigración porque la población está envejeciendo. Creo que son cosas completamente diferentes", ha afirmado Salvini durante su turno, grabado en vídeo y emitido a través de su perfil oficial en Facebook. En las imágenes se ve cómo mira de reojo al luxemburgués, que resopla y se mueve en su asiento, cada vez más inquieto.

Entonces, el líder ultraderechista ha asegurado que su labor es precisamente "ayudar a que los jóvenes vuelvan a tener hijos", y no servirse de la juventud africana para "reemplazar a los europeos que ya no están teniendo hijos". "Quizás en Luxemburgo haya esta necesitad, en Italia no hace falta ayudar a que tengamos hijos, no necesitamos tener nuevos esclavos para sustituir a los hijos que no tenemos", ha apostillado.

Ha sido entonces cuando el ministro de Exteriores luxemburgués ya no ha podido más y ha empezado a decirle: "Vamos, vamos, vamos", casi en un susurro primero, luego subiendo el tono. Hasta que se ha quitado los cascos de la traducción simultánea y, airado, ha respondido recordando la emigración histórica italiana, "para que en Italia podáis tener dinero para pagar a vuestros hijos". "¡A la mierda!", ha gritado finalmente en francés, antes de arrojar los auriculares sobre la mesa.

La escena ha sido ampliamente comentada en las redes sociales, en las que hay de todo: el defensor de Salvini que se relame por enfadar a la UE, el que dice que hay que mantener las maneras y el mayoritario, el que piensa que Asselborn es el héroe del día. "Alguien tenía que decírselo a Salvini", concluye un tuitero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Guía para conocer a los líderes de extrema derecha que están rompiendo Europa

- La justicia italiana abre una investigación contra Salvini por la retención de los inmigrantes del 'Diciotti'

- Salvini acusa a España de "favorecer una inmigración fuera de control"

- Salvini presume de objetivos: "Ahora queremos multiplicar las expulsiones de inmigrantes"

- Sintonía total: Salvini y Orbán estrechan lazos en Milán frente al resto de la UE

ESPACIO ECO