TENDENCIAS
14/09/2018 14:27 CEST | Actualizado 14/09/2018 14:35 CEST

Bruselas pide a los gobiernos celeridad y coordinación para abolir el cambio de hora en 2019

Cada país decidirá cuál elige.

Getty Images

La Comisión Europea ha pedido este viernes a los gobiernos celeridad y un enfoque común para conseguir que el último cambio de hora en el bloque comunitario ocurra en 2019 y que tenga lugar sin ocasionar problemas como consecuencia de la falta de coordinación entre las capitales.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario para la Unión de la Energía, Maros Sefcovic, y la comisaria de Transporte, Violeta Bulc, han presentado en una rueda de prensa la propuesta legislativa en la que Bruselas pide acabar con los cambios de hora el próximo año.

"Invito a los Estados miembros a empezar con las preparaciones necesarias lo antes posible y espero que el Parlamento Europeo y los países puedan cumplir con este calendario ambicioso. Para eso tienen que empezar inmediatamente", ha expresado Bulc.

Según el calendario planteado por la Comisión Europea, el último cambio de hora obligatorio tendría lugar el 31 de marzo de 2019.

Según el calendario planteado por la Comisión Europea, el último cambio de hora obligatorio tendrá lugar el 31 de marzo de 2019 y los Estados miembros que deseen volver a la hora de invierno realizarán una última modificación el 27 de octubre. A partir de esa fecha no se podrán hacer más cambios. Para ello, la Eurocámara y el Consejo de la UE —la institución en la que están representados los países— deben acordar y aprobar la normativa como muy tarde en marzo de 2019.

Bulc es consciente de que se trata de un calendario "ambicioso", pero ha defendido que "permitirá a los ciudadanos europeos aprovechar pronto los beneficios" de la abolición del cambio de hora. Además, ha animado a las capitales a iniciar "consultas" a nivel nacional para garantizar "un enfoque coordinado" de los Estados miembros, ya que cada país será el encargado de decidir si se queda con el horario de verano o con el de invierno.

Cada país será el encargado de decidir si se queda con el horario de verano o con el de invierno.

La comisaria de Transporte ha reconocido que este enfoque podría llevar a que dos países vecinos, como por ejemplo, Bélgica y Países Bajos, elijan una hora diferente, pero ha reclamado a las capitales un "esfuerzo" para que opten por la opción "más favorable".

"Tengo fe en que nuestros Estados miembros y el Parlamento Europeo lo harán de manera inteligente y coordinada, que los países vecinos se coordinarán y encontrarán una solución que sea la mejor para los ciudadanos y la economía", ha declarado por su parte Sefcovic.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha reivindicado además que "es el momento" para abolir el cambio de hora, alegando que el 80% de aquellas persona que participaron en la consulta organizada por Bruselas están favor de su eliminación.

Sefcovic ha subrayado además que el cambio de hora tiene efectos negativos en la salud de los europeos, que se trata de una práctica "anticuada" y que ya "no tiene sentido" y que el ahorro de energía que genera ahora es "marginal".

EL HUFFPOST PARA HONEST