POLÍTICA
16/09/2018 23:43 CEST | Actualizado 16/09/2018 23:43 CEST

La pregunta de Pedro Sánchez a los independentistas en 'El Objetivo': "¿Han hecho todo bien?"

El presidente del Gobierno evita pronunciarse sobre los políticos presos y reclama una reflexión autocrítica al independentismo.

EL OBJETIVO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido entrevistado este domingo en El Objetivo de LaSexta, presentado por Ana Pastor.

En dicha entrevista, además de tratar el polémico tema de su tesis doctoral, también ha contestado a las preguntas sobre Cataluña.

Tras escuchar lo que dijo Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, a la propia Pastor hace unos días, Sánchez ha planteado la siguiente pregunta:

"Me gustaría que el independentismo hiciera un ejercicio de autocrítica. Porque, ¿han hecho todo bien? El 6 y el 7 de septiembre del año pasado, cuando se quebró el Estatuto de Autonomía de Cataluña, cuando se expulsó a la mitad de los parlamentarios del Parlament de Cataluña, ¿se hizo bien? ¿Tienen alguna autocrítica que hacerse?"

Sánchez considera que las cosas respecto a la anterior etapa, con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, han cambiado porque "ya estamos hablando de política" y porque "Cataluña no se va a resolver si anteponemos el conflicto" y sí "si priorizamos el diálogo".

Según el presidente del Gobierno, esta es "una crisis política que se tiene que resolver con una votación", aunque pide a los independentistas que sean "conscientes" de que "hay una minoría mayoritaria social que apuesta por la independencia" y de que "hay una mayoría de catalanes, minoritaria en el Parlament, que no apuesta por eso".

La propuesta de Sánchez a Torra es que abra "un diálogo entre catalanes" porque, según el jefe del Ejecutivo, "el único punto donde se unen los catalanes es el autogobierno". Y afirma que en esa idea confluye entre un 65% y un 75% de la población en Cataluña.

En todo caso, Sánchez ha evitado pronunciarse explícitamente sobre si su idea sería realizar un referéndum sobre el autogobierno.

No se pronuncia sobre los presos

Tampoco se ha mojado sobre la situación de los políticos presos, como sí lo han hecho otros ministros de su Gabinete, que han afirmado que sería mejor que estuvieran en libertad.

"Ha habido ministros que han hecho una reflexión sobre ello. Yo soy presidente del Gobierno, tengo opinión, evidentemente, pero yo no puedo hacer una afirmación sobre esa cuestión, porque soy presidente y me lo he autoimpuesto, en el sentido de que siempre he querido respetar la autonomía del poder judicial", ha respondido.

Y pese a la insistencia de Pastor, no ha soltado prenda. Ni siquiera cuando la periodista le ha planteado si sus ministros no respetan esa autonomía judicial. "Ellos hacen una valoración política, pero yo tengo unas responsabilidades y tengo que ser mucho más escrupuloso. Pero insisto, tengo una opinión. No la doy porque tengo que respetar la independencia del poder judicial. De mí no va a escuchar ni un pronunciamiento a favor o en contra de una sentencia ni del procedimiento judicial que se está produciendo".

Sobre un juez, Pablo Llarena, y la polémica sobre su defensa en la querella que le interpuso el expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ha reconocido que su Gobierno reflexionó y vio que "era imposible separar una cosa de la otra", es decir, que la defensa del magistrado no podía ser un asunto privado sino "una cuestión de Estado".