TENDENCIAS
18/09/2018 06:47 CEST | Actualizado 18/09/2018 07:19 CEST

'Juego de Tronos' recupera el reino y se alza como Mejor serie dramática en los Emmy 2018

'La maravillosa señora Maisel' ha sido una apisonadora en las categorías de comedia.

AFP/Getty Images
El reparto de 'Juego de Tronos' posa con el premio en los Emmys 2018.

Juego de Tronos ha extendido su imperio televisivo en los Emmy y se ha llevado el premio a la mejor serie dramática, mientras que La maravillosa Señora Maiselha arrasadocon su primera temporada en los apartados de comedia de los galardones más importantes de la televisión. Por compañías, HBO y Netflix empatan con 23 estatuillas.

La noche ha resultado amarga para candidatos latinos como Penélope Cruz, Antonio Banderas o Édgar Ramírez, que se fueron de vacío, pero contó con momentos tan dulces y románticos como una sorprendente pedida de mano sobre el escenario por parte de uno de los ganadores.

Con nueve premios en la 70ª edición de los Emmy, Juego de Tronos amplía hasta las 47 estatuillas su récord absoluto en estos galardones: es la producción más premiada de la historia.

Tras ausentarse en 2017 de los Emmy por el retraso de su séptima temporada, ha regresado por la puerta grande y suma su tercer Emmy a la mejor serie dramática, tras los de 2015 y 2016

"El show no existiría sin la locura mágica de George R. R. Martin", ha reconocido David Benioff, uno de los creadores de la serie, que asegura que la ficción es "tan buena como la gente que la lleva a cabo".

Claire Foy, la reina Isabel II de The Crown, ha dado la sorpresa como mejor actriz dramática, al destronar a Elisabeth Moss de El cuento de la criada, una de las derrotadas de la velada.

Por su parte, Matthew Ryhs otorgó la mejor despedida posible a The Americans al llevarse el premio al mejor actor dramático, que dedicó a su pareja en la vida real y en la serie, Keri Russell.

La señora Maisel se lo lleva casi todo en comedia

Como una apisonadora ha pasado por las categorías de comedia La maravillosa Señora Maisel, ya que se ha llevado el premio a la mejor serie, mejor actriz protagonista (Rachel Brosnahan), mejor actriz de reparto (Alex Borstein), mejor dirección y mejor guion (ambos para Amy Sherman-Palladino).

Brosnahan ha destacado que esta serie de Amazon gira en torno a una mujer que trata de "encontrar su voz de nuevo", e insta a que los estadounidenses sigan su ejemplo y se registren para votar en las elecciones legislativas de medio mandato.

Bill Hader (Barry) ha ganado el premio al mejor intérprete de comedia, para el que sonaba como gran aspirante Donald Glover (Atlanta), cuyo personaje, sin embargo, se dejó caer por la gala.

American Crime Story: el asesinato de Gianni Versace hizo buenas las quinielas al anotarse el Emmy a mejor miniserie limitada y su creador, Ryan Murphy, ha dedicado el premio a las víctimas de crímenes de odio en la comunidad LGBT.

Los latinos se van con las manos vacías

Los Emmy no han dado ninguna alegría a los latinos, puesto que Antonio Banderas (Genius: Picasso), John Leguizamo (Waco) y Penélope Cruz, Édgar Ramírez y Ricky Martin (los tres por El asesinato de Gianni Versace) no salieron vencedores en sus respectivas categorías.

El sarcasmo y la ironía descorcharon la noche por medio de una canción titulada Lo solucionamos, acerca de los problemas de falta de diversidad en Hollywood y que contó con un fragmento de ritmo latino a cargo de Ricky Martin.

La ceremonia presentó unos premios ficticios llamados "Emmy de la reparación", que han reconocido la labor de veteranos actores negros que no habían sido galardonados.

Estos Emmy también eran los primeros tras el movimiento #MeToo y el terremoto de escándalos sexuales que han traumatizado Hollywood, por lo que los presentadores de la gala, Colin Jost y Michael Che, han dado la bienvenida a los talentos de Hollywood "que no han sido pillados todavía".

Risas, lágrimas y hasta una pedida de matrimonio

La ceremonia tuvo momentos de gran emotividad, como la aparición de la leyenda Betty White. También hubo espacio para las risas y el humor. "Ya os podéis ir a la cama. Papá ganó", ha dicho a sus hijos Henry Winkler (Barry) tras ganar el Emmy a mejor actor secundario de comedia.

"Ya no puedo caminar por la calle, pero gracias por cambiarme la vida", ha 'espetado' a los responsables de Juego de Tronos Peter Dinklage, que consiguió el galardón al mejor actor secundario de una serie dramática por su papel como Tyrion Lannister.

Pero en risas y lágrimas nadie ha podido superar a Glenn Weiss, quien, tras llevarse el Emmy a la mejor dirección de un evento en directo por la última ceremonia de los Oscar, ha aprovechado su discurso para pedirle matrimonio a su novia Jan, que se encontraba entre el público y dijo "sí, quiero".

Photo gallery La alfombra roja de los Emmys 2018 See Gallery

ESPACIO ECO