NOTICIAS
18/09/2018 12:23 CEST | Actualizado 18/09/2018 12:27 CEST

Juzgan en Valencia a una monitora por abusar sexualmente de un joven discapacitado

El fiscal solicita ocho años de prisión por practicarle una felación e intercambiar con él mensajes sexuales.

EFE
Fachada del edificio principal de la Ciudad de la Justicia de Valencia, en una imagen de archivo.

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia está juzgando desde este lunes a una mujer de 31 años que ejercía de monitora ocupacional y que, supuestamente, abusó sexualmente de un joven con discapacidad en septiembre de 2016, cuando la víctima tenía 21 años.

El fiscal reclama una pena de ocho años de prisión para la acusada, además de cinco años de libertad vigilada tras cumplir la condena, alejamiento de la víctima durante siete años y privación de funciones o tareas relacionadas con la docencia durante seis años.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso la Agencia EFE, el Ministerio Público expone que los hechos se produjeron en un centro ocupacional de Paterna (Valencia), donde la procesada trabajaba desde 2007.

En septiembre de 2016, a comienzo del nuevo curso, acudió al citado centro un joven de 21 años que padece un grado de discapacidad del 65% "debido al carácter persistente de su retraso mental moderado, una deficiencia que le impide gobernarse por sí mismo".

"Desde el comienzo de las clases la atención de la procesada hacia su alumno fue más allá de la exigida como docente", expone el fiscal en su escrito, "hasta que en una fecha no determinada y actuando con el propósito de satisfacer su instinto libinidoso, prevaliéndose de su cargo de superioridad y aprovechándose de su especial vulnerabilidad, lo acompañó a los baños anexos a las aulas donde no había nadie y le practicó una felación".

La madre del joven observó un comportamiento extraño en los días siguientes y le pidió entonces que le enseñara el contenido de los mensajes de su teléfono móvil. Así pudo comprobar que desde el celular de la procesada se habían mandado cientos de mensajes, "casi todos de contenido erótico", en algunos de los cuales pedía, además, que la relación quedara en secreto. La acusada, siempre según el escrito del fiscal, se ofreció a "enseñarle cosas sobre sexo" a su alumno.

La madre del joven discapacitado informó de lo sucedido a la dirección del centro, que acordó presentar una denuncia y apartar a la mujer de su actividad laboral.

Según informa el diario Levante, entre los mensajes de WhatsApp encontrados -llegaron a ser cien en una noche- hay frases como: "¿Te gustó cómo te la chupé?". La acusada, para justificarse, ha alegado: "Cometí el error de entrar en su juego". No obstante, al ir leyendo el fiscal el hilo de mensajes, "se aprecia que era ella quien marcaba las pautas", sostiene el citado diario, lanzando ideas que su víctima no podía a veces ni entender. "Anoche por tu culpa estaba empapada", ponía ella, a lo que el chico respondía: "¿De sudor?".

La monitora ha negado los hechos, sostiene que no hubo contacto físico con el joven, exceptuando una vez que él le tocó los pechos, pero que nunca estuvieron solos. "Va en contra de mis principios, estoy ahí para ayudarles", aseguró ante el juez. Los mensajes, concluyó, son el efecto de la medicación que estaba tomando por una depresión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Detenidos un sacerdote y su hermano por abusos sexuales a un joven discapacitado en León

- Detenido un monitor en Barcelona acusado de abusos sexuales a discapacitados

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST