POLÍTICA
21/09/2018 04:29 CEST | Actualizado 21/09/2018 04:45 CEST

Borrell cree que resolver la situación en Cataluña llevará 20 años

"La única manera de evitar que las cosas empeoren es hablar".

Getty Images

¿Cuánto tiempo llevará resolver la situación de tensión en Cataluña? El ministro de Asuntos Exteriores de España le echa 20 años.

Así ha respondido a esta pregunta Josep Borrell durante una conferencia sobre la Unión Europea que se celebró en el Centro Jean Monnet de la Universidad de Nueva York. La ha formulado el director de esta institución, J. H. H. Weiker.

Borrel estima que resolver "con éxito" y "suerte" la división visible dentro de la sociedad catalana desde que se celebró el referéndum del 1-O podría llevar "20 años".

Durante la conferencia Weiker, preguntó a Borrell si era optimista respecto a la reconstrucción de la comunidad catalana como "una sola". "Va a llevar mucho, mucho tiempo", ha insistido el ministro.

Borrell ha recordado que en esa convocatoria ilegal votó aproximadamente el 47 % de los catalanes y asegura que ha advertido "muchas veces" a los impulsores del referéndum de que "ningún gobierno del mundo" reconocería una declaración unilateral de independencia respaldada por esas cifras.

"Desgraciadamente, hubo una ruptura emocional, hay gente en la cárcel que va a ser juzgada, la sociedad quedó dividida y hay una confrontación entre la gente", ha resumido.

Para el ministro, "la única manera de evitar que las cosas empeoren es hablar" sobre cómo encontrar una "salida", pero "si la única propuesta" que se escucha es "queremos independencia", ha sentenciado: "Lo siento, esto no lo vamos a aceptar".

El nuevo Estatut ofrecido por Pedro Sánchez

Borrell cree que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "ha ofrecido escribir un nuevo Estatut" de autonomía, pero anticipa que irá unido a una votación sobre "una nueva relación de España y Cataluña" que acarrea dificultades por la situación en la comunidad autónoma.

Para elaborar ese nuevo Estatut habrá que hacer un acuerdo entre catalanes primero para saber "con quién" se negocia, porque no hay "dos identidades formadas" que representen a España y Cataluña.

En el escenario catalán, ha apuntado que "una parte ha sido muy activa" defendiendo su punto de vista, con una televisión "muy potente", y la otra parte ha sido "silenciosa hasta cierto momento" pero también está ahí y quiere "ser escuchada".

"Si queremos que las dos partes sean una sola comunidad, como dice (Quim) Torra, ¿se me acepta o solo es la gente a favor de la independencia?", se ha preguntado Borrell, quien recalca que para "reconstruir" a la sociedad catalana, su división debe ser "cancelada".