INTERNACIONAL
20/09/2018 08:39 CEST | Actualizado 20/09/2018 09:00 CEST

Los líderes de la UE dejan patentes sus "diferencias" sobre la gestión interna de la migración

Lo que sí ha recibió un apoyo mayoritario en Salzburgo ha sido la necesidad de fortalecer la cooperación con terceros países, incluido Egipto.

AFP
Los líderes de la UE durante la cena de trabajo organizada en Salzburgo.

La cena que los líderes de los Veintiocho celebraron el miércoles, previa a la cumbre informal de este jueves, ha constatado la voluntad de todos de cooperar con terceros países contra la inmigración irregular, pero a la vez la desunión existente en la gestión de los flujos migratorios dentro de la Unión Europea.

Los mandatarios europeos se han reunido en una cena de trabajo en la que han hablado sobre todo de inmigración, una discusión que se ha prolongado durante horas, y en la que han intervenido casi todos los líderes, según han indicado a la agencia Efe fuentes europeas.

También han escuchado a la primera ministra británica, Theresa May, quien les ha puesto al día sobre la "visión del Reino Unido" de las negociaciones del Brexit.

En lo relativo a la dimensión interna de la inmigración, el debate confirmó que las diferencias persisten

"En lo relativo a la dimensión interna de la inmigración, el debate confirmó que las diferencias persisten", han manifestado las fuentes, que han añadido que los jefes de Estado o Gobierno han confirmado que "la situación en términos de inmigrantes irregulares que llegan a Europa se ha reducido de manera drástica a los niveles anteriores a la crisis gracias al trabajo realizado hasta ahora".

Existe "un acuerdo" entre los mandatarios sobre la necesidad de "reforzar la cooperación con terceros países, incluido Egipto, y de celebrar una cumbre entre la UE y los países de la Liga Árabe, propuesta por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, con ese objetivo, añadieron las fuentes.

Tusk tiene previsto abordar ese asunto con el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, el próximo domingo en una reunión en Nueva York, han indicado.

Sobre el Brexit, May ha puesto al día a sus homólogos europeos sobre cómo ve Londres los contactos que se llevan a cabo para negociar la salida del Reino Unido de la UE.

La primera ministra británica ha defendido la propuesta de futura relación bilateral que ha consensuado con su Gobierno el pasado julio en la residencia oficial de Chequers y que provocó la dimisión de dos ministros partidarios de un Brexit duro, David Davis y Boris Johnson.

Precisamente este jueves durante la cumbre informal en Salzburgo los mandatarios de los veintisiete países (sin el Reino Unido) tienen previsto debatir el estado de las negociaciones sobre el Brexit y sobre la seguridad en la UE y el refuerzo de las fronteras.

ESPECIAL PUBLICIDAD