POLÍTICA
21/09/2018 11:51 CEST | Actualizado 21/09/2018 11:53 CEST

Eduardo Mendoza cree que está bien exhumar a Franco pero que la clave es saber por qué gobernó 40 años

"Está bien coger los huesos y llevárselos o hacer un caldo con ellos, pero...".

LASEXTA

El colaborador deEl Intermedio —de laSexta— Gonzo ha preguntado al escritor barcelonés Eduardo Mendoza acerca de su opinión sobre la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco.

Mendoza, a quien le parece bien "coger los huesos y llevárselos o hacer un caldo con ellos" porque "todo lo que tenga un valor simbólico está bien", ha invitado —no obstante— a plantearse "por qué pudo estar 40 años gobernando y qué era lo que representaba realmente" el dictador.

En este sentido, ha expuesto si pudo gobernar "porque nos tenía a todos acogotados" o "porque era un instrumento de algo que todos llevamos dentro que es parte de nuestra sociedad": "Llevándonos los huesos a otros sitios no nos vamos a llevar la médula de los huesos", ha sentenciado Mendoza, quien ha matizado que "cuanto más lejos voy menos me preguntan por Franco y más por el fútbol", si bien "por los países por los que me muevo generamos interés porque llamamos la atención, hacemos cosa muy raras".

Pincha aquí para ver la entrevista en la web de laSexta

Solución para Cataluña

"¿Por dónde pasa la solución a la crisis en Cataluña?", ha preguntado Gonzo a Mendoza. Mendoza ha argumentado que será "a muy largo plazo" y que sólo es posible desde un "replanteamiento de la cuestión".

"Es un tema que viene repitiéndose a lo largo de las épocas en todos los momentos", ha opinado el escritor barcelonés, antes de recordar que este tema viene de lejos: "Basta con leer a los políticos de la Segunda República... no se puede aguantar", ha considerado.

Mendoza, quien achaca la falta de soluciones a "la falta de decisión política, de imaginación y de iniciativa", ha explicado que se están desplazando los problemas "a quien se los quiera quedar".

"Damos mucho trabajo a la justicia belga, a los tribunales y así no podemos seguir. Pidiendo a los demás que nos resuelvan los platos rotos... no es normal", ha expresado.

Libertad de expresión

"Hay que dar libertad y más vale que la exageración venga por la libertad que por la represión". Mendoza ha afirmado que "el humor debe tener su respeto y límites con cosas que no se puede bromear", si bien ha considerado que "es peligroso que alguien piense si esto tiene gracia o no".

"Los humoristas tenemos que ser personas muy serias. Este programa muy serio", ha asegurado Mendoza.

Así mismo, el escritor ha destacado que no ve "a la España de 2018 con entusiasmo", por lo que, incluso, confiesa sentirse "contento de estar lejos".