ECONOMÍA
21/09/2018 11:12 CEST | Actualizado 21/09/2018 11:30 CEST

El melenón de esta niña se ha hecho viral

Se llama Mía Aflalo y se ha convertido en un fenómeno en Instagram.

INSTAGRAM

Mia Aflalo es una niña de cinco años de edad que se ha convertido en la última locura de Instagram gracias a sus padres, unos avispados progenitores que han encontrado en el brutal y maravilloso pelo de su hija una fuente de ingresos.

La pequeña israelí tiene un melenón espectacular. Sus padres le abrieron una cuenta en la conocida red social donde ya tiene casi 100.000 seguidores. En ella aparece con peinados de lo más sugerentes y sorprendentes porque su largo pelo da para todo, desde originales recogidos en forma de lazo, hasta melena suelta al viento, tipo Rocío Jurado en todo su esplendor.

Por supuesto, el debate está servido entre los defensores de los amantes de los peinados y los padres preocupados por la sobreexposición de los niños. Básicamente la misma polémica con la que llevan décadas los pro y anti concursos de modelos de niñas en Estados Unidos.

Ballerina🎀 @sagidahary @avishaghadad_makeup 💗

Una publicación compartida de Mia Aflalo Shunem (@miaaflalo) el

Y luego está el debate sobre el consentimiento y la privacidad de los más pequeños. Según Parent Zone, la web experta en temas de familia de Estados Unidos, los padres suelen compartir entre 8 y 11 fotografías de sus hijos menores de edad en Instagram. Normalmente, a los 12 años, los niños y niñas ya tienen su propia cuenta en la red social pero "no se produce un debate en la familia ni sobre las fotos que los padres han publicado de sus hijos mientras eran pequeños, ni de los peligros que conlleva publicarlas en redes sociales cuando eres menor de edad", asegura la psicóloga Ana Villarubia. Y esta conversación es absolutamente necesaria, a juicio de Villarubia, de forma permanente hoy en dia. "La altísima exposición de los más pequeños es un arma de doble filo, que además puede afectar muy negativamente a su futuro cuando crecen".

De hecho, las autoridades francesas ya han advertido a los padres de los problemas legales a los que se pueden enfrentar por compartir fotografías y videos de sus hijos sin su consentimiento... ¡Qué decir sobre cobrar por ello! Se pueden estar violando las leyes de privacidad que en la época de redes son fundamentales.

En Austria recientemente una adolescente ha demandado a sus padres por publicar fotos suyas en redes sin consentimiento.

Y, por supuesto, el legendario debate de hacer negocio con los niños. Un debate que no es nuevo, desde los pequeños actores y cantantes de toda la vida a los nuevos canales de comunicación como Youtubeen donde éstos menores de edad cuentan con miles de seguidores y sus padres pasan la factura al final de mes.

Mia Aflalo es el último ejemplo que me ha llegado a mi mail. El debate está servido.

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO