POLÍTICA
25/09/2018 09:49 CEST | Actualizado 25/09/2018 13:16 CEST

Delgado afirma que no se refería a Marlaska con el término "maricón"

Primeras declaraciones de la ministra de Justicia tras los nuevos audios: "Nadie va a impedir que sigamos trabajando".

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha asegurado esta mañana que el ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska es amigo suyo desde el año 2004 y que no se refería a él cuando empleó el término 'maricón' en una comida de 2009 con el excomisario José Manuel Villarejo.

En el transcurso de un desayuno informativo en el Club Siglo XXI, la ministra se ha referido a los nuevos audios conocidos hoy de la comida con Villarejo. Delgado ha explicado que ya ha hablado con Marlaska y que no se refería a él cuando empleó el término 'maricón'.

Asimismo, ha indicado que ella no ha cambiado de versión sobre las veces que tuvo encuentros con Villarejo y atribuye la difusión de los audios a un ataque institucional contra ella.

Delgado ha dicho sobre los audios que son "trocitos" solapados, "puestos y pegados". "El que me conozca sabe que no se refiere a él", ha aseverado. Además, ha asegurado este lunes que su objetivo y el del Gobierno es trabajar para "cambiar el mundo y por el servicio público" y ha garantizado que "nadie, nadie lo va a impedir".

En este sentido, ha descartado abandonar el Ministerio de Justicia y ha asegurado que cuenta con el "apoyo" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de todos los miembros del Ejecutivo. "Tenemos un objetivo superior que el de dejarnos arrastrar por un ataque que no tienen nada de político, que no tienen nada de verdad, de sentido y que son absolutamente execrables", ha zanjado.

De hecho, tras concluir este encuentro informativo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la única del Ejecutivo que ha asistido al desayuno, ha mostrado su apoyo y ha resaltado que Delgado es una "magnífica ministra".

"Nadie va a impedir que sigamos trabajando"

En sus primeras palabras en un desayuno informativo rodeado de gran expectación por la polémica suscitada por los audios de una comida, Delgado ha rememorado su carrera fiscal y cómo decidió dar el paso a la política tras la llamada del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

Le ofreció "poder cambiar el mundo desde otro ámbito" y para una persona perteneciente al mundo de la justicia, ver la realidad desde otro ángulo es "un honor y un privilegio", ha recalcado.

"Este Gobierno está aquí para trabajar por la gente y nadie, nadie, va a impedir que lo hagamos y que nos dejemos la vida, el esfuerzo en ello", ha reiterado sin hacer referencia expresa a la polémica.

En un comunicado emitido el lunes tras la difusión de la grabación de la comida en la que participó con Villarejo en 2009, el Ministerio de Justicia recordó que el excomisario está en prisión provisional como presunto autor de "delitos muy graves" y que su estrategia procesal es "atacar al Estado y sus instituciones".

"Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el rey emérito. Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra de Justicia", ha destacado el ministerio, que ha señalado que Delgado comparecerá en el Congreso para explicar su relación con Villarejo.

En 25 años que fue fiscal en la Audiencia Nacional, Delgado recuerda que coincidió con él en tres ocasiones.

#CuandoElDescansoEsUnSueño