VIRALES
29/09/2018 17:17 CEST | Actualizado 30/09/2018 13:54 CEST

Cachondeo con la inesperada respuesta de un hombre a un reportero de Telemadrid

Hubo un atraco en una tienda de Madrid y el reportero de 'Madrid Directo' acudió al lugar a informar de lo ocurrido.

Madrid Directo

Un hombre de 46 años asaltó el pasado miércoles una tienda de ropa de Madrid amenazando a una dependienta con una pistola de juguete. La réplica estaba tan bien hecha que la trabajadora no sospechó nada y el atracador consiguió hacerse con un botín de 300 euros.

Cuando los agentes de la Policía Municipal dieron con él, el atracador incluso los amenazó con al arma falsa para evitar la detención. "Si no os apartáis, os pego un tiro", dijo. En un momento dado uno de los policías le arrebató el arma en un forcejeo y fue entonces cuando los agentes confirmaron que la pistola era de plástico.

Un equipo de reporteros de Madrid Directo (Telemadrid) se desplazó a la calle Goya, donde ocurrió el atraco, para demostrar lo difícil que puede ser saber si un arma es o no falsa.

El reportero Dani González lo explicaba así ante la cámara: "Yo quiero hacer ahora mismo un experimento. Preguntarle a cualquier persona que pase por la calle si yo le pongo esta pistola y le digo que le quiero atracar ver qué opina", dijo antes de parar a una pareja de transeúntes.

"Imagínese que yo ahora mismo le apunto con esta pistola y le digo que me dé todo el dinero que tiene. ¿Qué haría?", dijo dirigiéndose al hombre.

"Nada, no se lo doy", respondió seguro de sí mismo. "¿Y por qué?", insistió el reportero. "Porque no tengo ganas de seguir viviendo", respondió.

La espontaneidad de la respuesta provocó las risas de los presentadores del programa, Berta Collado y Emilio Pineda, que observaban la escena desde el plató. "Has encontrado al madrileño menos miedoso, le da igual todo", bromeó Pineda.

No solo hubo cachondeo en el plató del programa, también en Twitter donde la mayoría de los usuarios han asegurado que se sienten representados por las palabras del señor.

SOMOS LO QUE HACEMOS