ECONOMÍA
05/10/2018 16:07 CEST | Actualizado 23/01/2019 09:18 CET

Cabify sube los precios: así te va a afectar

La plataforma aplicará una tasa por servicio, similar a la bajada de bandera de los taxis. Cobrará el equivalente al 4% del precio final del trayecto.

Jon Nazca / Reuters
Un Cabify en Málaga.

Movimiento sorpresa de Cabify en plena guerra contra los taxis. Tras realizar un cambio en sus tarifas en septiembre y apenas una semana después del decreto del Gobierno, la plataforma tecnológica ha anunciado una subida de precios totalmente inesperada por los usuarios.

Cabify ha empezado a cobrar este viernes a los usuarios una "tasa por servicio", un sobrecoste similar a la bajada de bandera que aplican los taxis. La compañía de transporte cobrará un importe equivalente al 4% del precio del trayecto, según ha adelantado la agencia Europa Press y ha podido confirmar El HuffPost por parte de la compañía.

Un viaje medio en Cabify supone unos 7 euros. La tasa supondría unos 0,28 euros más. El precio final de un trayecto así se situaría en 7,28 euros, según explica la compañía.

La subida ha sido comunicada a los usuarios este viernes por la mañana mediante un correo electrónico. Cabify cuenta con unos tres millones de usuarios registrados en España. El correo no indica el porcentaje del incremento del precio, a pesar de presumir de transparencia.

"Esta tasa se destinará a desarrollar iniciativas que mejoren la experiencia de nuestros pasajeros y conductos, así como a proyectos de reducción de nuestro impacto medioambiental", explica la multinacional.

La creación de esta nueva tasa no es la única novedad, la compañía también ha anunciado una "actualización de nuestras tarifas en tu ciudad". Es decir, otra subida de precios que quedan del siguiente modo:

  • Un viaje en Madrid costaba 1,08 euros por cada kilómetro y 0,19 euros por cada minuto. Ahora, sube a 1,17 euros.
  • Un trayecto en Barcelona costaba 1,26 euros por kilómetro y 0,19 por cada minuto. Ahora, se incrementa a 1,29 euros y 0,20 euros por minuto.

Este incremento de precios no ha sido bien visto por los usuarios que han mostrado su malestar a través de las redes sociales:

EL HUFFPOST PARA IKEA