POLÍTICA
08/10/2018 18:43 CEST | Actualizado 08/10/2018 19:34 CEST

Susana Díaz adelanta las elecciones autonómicas andaluzas al 2 de diciembre

"Andalucía no se merecía una campaña electoral de 5 o 6 meses".

SUSANA DÍAZ

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este lunes su decisión de convocar las elecciones autonómicas el domingo 2 de diciembre, casi cuatro meses antes de que finalice la legislatura. "Andalucía necesita un horizonte despejado en el que todos podamos construir lo mejor", ha afirmado Díaz ante los medios.

La presidenta ha justificado su decisión como "un acto de responsabilidad" para que Andalucía siga teniendo "estabilidad". "En estas últimas semanas he constatado la imposibilidad de iniciar un diálogo para refrendar los Presupuestos y no querido poner en peligro leyes fundamentales como la de Igualdad o la de Cambio Climático", ha aducido Díaz como primera razón para el adelanto electoral.

En segundo lugar, Díaz ha explicado que la comunidad autónoma que preside "no puede permitirse una campaña electoral de cinco o seis meses". La convocatoria adelantada de los comicios asegurará, según la presidenta, que estos tengan "acento andaluz".

"El 2 de diciembre es una garantía para poder celebrarlas centrados en Andalucía", ha explicado la presidenta. "Estas elecciones son importantes en sí mismas y expresarán la voluntad libre de una comunidad con 8,5 millones de habitantes. Pido que nos centremos en Andalucía, que hablemos bien de esta tierra y sus problemas, sin dañar la imagen de la comunidad", ha explicado la presidenta.

La convocatoria el 2 de diciembre hará que el Parlamento se constituya el 27 de diciembre.

EFE

Durante su intervención ante los medios, ha explicado que "Pedro Sánchez fue el primero al que llamé y la comunicación con él es muy fluida".

Susana Díaz ha comparecido ante los medios tras celebrar una sesión extraordinaria con su Consejo de Gobierno en el Palacio de San Telmo. La socialista ha firmado el decreto de disolución del Parlamento y de convocatoria de elecciones, que se celebrará de forma anticipada por tercera vez en la historia de la autonomía, ya que de agotar mandato debían tener lugar a finales de marzo de 2019.

"Andalucía debe seguir teniendo estabilidad y un horizonte despejado. Por eso, deben hablar los ciudadanos y ciudadanas", ha escrito Díaz en una publicación de Twitter antes de comparecer ante los medios.

Marcelo del Pozo / Reuters

Ruptura con Ciudadanos

A principios de septiembre, Ciudadanos lanzó una advertencia al PSOE-A, o se impulsaban ya medidas de regeneración democrática, como la eliminación de los aforamientos en la comunidad, o no negociarían los Presupuestos de la comunidad para 2019.

En la primera semana de septiembre, ambos partidos mantuvieron una reunión del comité de seguimiento del pacto de investidura, donde Cs reiteró al PSOE-A la necesidad de impulsar las medidas de regeneración democrática, principalmente eliminación de aforamientos y reforma de la Ley Electoral de Andalucía, pero según el líder andaluz de la formación naranja, Juan Marín, se encontraron con la negativa de los socialistas a abordar estos asuntos en lo que queda de legislatura.

Esto le llevó a proponer el pasado día 7 de septiembre al Comité Ejecutivo Nacional de Cs, reunido en Málaga, la ruptura del pacto de investidura con el PSOE-A.

Por su parte, el PSOE-A ha reprochado a Cs su actitud y que condicionara la negociación del Presupuesto de 2019 al asunto de la eliminación de los aforamientos, cuando ello requeriría una reforma del Estatuto de Autonomía con el consiguiente referéndum, algo para lo que no hay tiempo material en los que queda de legislatura. Los socialistas han pedido a sus socios de investidura "sensatez" y que recuperen "la cordura".

Clima de inestabilidad

El PSOE-A ha llegado a denunciar que Cs ha decidido convertirse en un "factor de inestabilidad" en la comunidad y "abocar" a unas elecciones anticipadas. Ha acusado al presidente de Cs, Albert Rivera, de querer convertir a Andalucía en un "campo de batalla" de su confrontación con el presidente del PP, Pablo Casado, por ocupar el espacio de la derecha en España.

Los socialistas no han dejado de denunciar en las últimas semanas que desde hace más de un año PP-A, Podemos e IULV-CA están dedicados a hablar de elecciones y no se ocupan de su tarea como partidos de la oposición, tratando de generar "inestabilidad" en la comunidad. Han añadido que desde que Cs decidió romper el acuerdo de investidura, se ha sumado a esa estrategia de los demás partidos de la oposición.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE