INTERNACIONAL
15/10/2018 14:53 CEST | Actualizado 15/10/2018 15:03 CEST

Europa encara una semana decisiva para el Brexit mientras los más euroescépticos afianzan su discurso

Theresa May informará al parlamento británico sobre el estado de las negociaciones este lunes.

La UE comienza una semana clave para las negociaciones sobre el Brexit.

Cuando Bruselas y Londres entran en una semana decisiva de cara a las negociaciones del Brexit, y con los asuntos clave aún sin resolver, el exministro de Exteriores Boris Johnson y el actual titular de la cartera, Jeremy Hunt, han dejado sobre el tejado de la Unión Europea y de la primera ministra Theresa May la responsabilidad de desatascar las negociaciones.

Precisamente la primera ministra británica ha pedido dirigirse a los diputados este lunes por la tarde para informarles sobre el estado de las negociaciones del Brexit, ha anunciado su portavoz, tras el fracaso de las conversaciones de la víspera en Bruselas. "La primera ministra va a informar a la Cámara (de los Comunes) más tarde" sobre las negociaciones, ha dicho su portavoz durante un encuentro habitual con los periodistas.

Mientras, con un discurso en el que se afianzan sus posturas más euroescépticas, los llamados 'Brexiters' redoblan la presión sobre la líder conservadora, muy debilitada en el seno de su partido y consciente de que si fracasa su plan para alcanzar el acuerdo se arriesga a una revuelta doméstica que puede apearla de Downing Street.

Un plan por si no hay acuerdo

Desde la Comisión Europea han dicho este lunes que han "intensificado" la preparación de un plan de contingencia en caso de que se frustren las negociaciones con Reino Unido para un divorcio ordenado, después de que los contactos a nivel técnico y político del último fin de semana no hayan permitido superar los asuntos "clave" sobre los que sigue habiendo desacuerdo.

Aunque estamos trabajando duro para un acuerdo, nuestro trabajo preparatorio y de contingencia continúa y se ha intensificado

"Aunque estamos trabajando duro para un acuerdo, nuestro trabajo preparatorio y de contingencia continúa y se ha intensificado", ha declarado el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en una rueda de prensa en Bruselas.

A menos de seis meses de la fecha del Brexit, el 29 de marzo de 2019, se diluye la perspectiva de que en la cumbre europea que se inicia este miércoles se pueda hallar el camino de un divorcio negociado.

Hunt, ha reconocido este lunes que las negociaciones atraviesan "un periodo difícil" pero ha insistido en que cree que todavía es posible cerrar un acuerdo de retirada a tiempo, aunque no sea posible concluirlo esta semana.

Deberíamos recordar el enorme progreso que se ha hecho hasta ahora. Hay una o dos cuestiones difíciles que siguen sin resolverse

"Deberíamos recordar el enorme progreso que se ha hecho hasta ahora. Hay una o dos cuestiones difíciles que siguen sin resolverse, pero creo que podemos llegar a un acuerdo, si lo haremos esta semana o no, quién sabe", ha afirmado Hunt a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores de la UE en Luxemburgo.

Ha insistido en la importancia de la "colaboración" entre la UE y Reino Unido como "socios" en la política exterior y en materia de seguridad.

En cuanto al excanciller británico Boris Johnson, uno de los mayores críticos con la gestión de May y uno de los mayores defensores de la salida de Reino Unido del bloque comunitario, ha instado este domingo a la 'premier' británica a hacer frente a los "matones" de la Unión Europea en relación con el acuerdo del Brexit y apostar por un tratado de libre comercio con Canadá.

En un artículo escrito para el diario local The Telegraph, Johnson ha indicado que las negociaciones sobre la salida de Reinestán entrando en un "momento de crisis" y que May debería cambiar su estrategia. "Llega un momento en el que tienes que enfrentarte a los matones. Después de dos años siendo despiadadamente atropellados por la Unión Europea es hora de que Reino Unido resista", ha manifestado.

Al igual que algunos jugadores de ajedrez que fuerzan triunfalmente a nuestro rey y nuestra reina, la comisión de la UE está ofreciendo al Gobierno del Reino Unido lo que parece ser una opción binaria

"Al igual que algunos jugadores de ajedrez que fuerzan triunfalmente a nuestro rey y nuestra reina, la comisión de la UE está ofreciendo al Gobierno del Reino Unido lo que parece ser una opción binaria". "Es una elección entre la separación de este país, o la subyugación de este país, entre separación o sumisión", ha subrayado el controvertido político.

"Hay una solución mejor y esa es la de Canadá. (...) Un tratado de libre comercio como piedra angular de una relación especial. Es lo correcto para las dos partes, y es el momento de hacerlo", ha afirmado.

El exministro dimitió el pasado mes de julio debido a que no compartía las propuestas de May sobre la salida de Londres del bloque comunitario

Acuerdo "necesario"

Por su parte, el actual titular de la cartera de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt, ha instado a la Unión Europea a llegar a un acuerdo para garantizar que la región pueda hacer frente a amenazas globales como ciberataques, atentados y problemas migratorios.

Hunt, que se reunirá este lunes con el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, ha indicado que aprovechará la ocasión para destacar la importancia de mantener la cooperación en materia de seguridad. "Se trata de un momento muy crucial tanto para Reino Unido como para la Unión Europea. La importancia de lograr un buen acuerdo sobre el Brexit que respete la autonomía de las partes y la soberanía británica no puede ser pasada por alto", ha afirmado.

"Esto es muy importante para nuestra seguridad también porque las relaciones económicas se encuentran en el centro de todas nuestras relaciones, incluidas las vitales alianzas en materia de seguridad que tenemos con nuestros amigos en Europa", ha explicado.

Encontrar soluciones

Este lunes arranca una semana que será decisiva. El martes se reúnen los ministros de Exteriores de los Veintisiete estados miembro y el miércoles arranca la cumbre de líderes de la Unión Europea donde se evaluarán los avances en las negociaciones, que siguen estancadas ante las dificultades de hallar una solución al problema entre las dos 'Irlandas'.

"Pese a los intensos esfuerzos, algunos asuntos claves siguen en suspenso, entre ellos el tema de una 'zona de seguridad' para evitar una frontera dura" entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, según informó en la noche del domingo el negociador europeo Michel Barnier tras una reunión con su homólogo británico Dominic Raab en Bruselas.

Londres se ha comprometido a no reinstaurar una frontera en Irlanda del Norte preservando los acuerdos de Paz del Viernes Santo firmados en 1998. No obstante, esta decisión no es compatible con el Brexit y la decisión de salirse del mercado único y de la Europa sin fronteras. Desde Bruselas defienden que será inevitable la instalación de controles para el transito de mercancías.

Aunque May ha propuesto un arreglo "temporal" hasta que se encuentre una solución que satisfaga a las partes, los más euroescépticos de su partido rechazan tal opción porque entienden que esto impediría a Reino Unido firmar acuerdos comerciales con otros países. Tampoco los socios comunitarios defienden que Londres acabe obteniendo privilegios y una salida "a la carta" que le otorgue derecho a las ventajas del mercado único y la unión aduanera pero que le exima de las obligaciones que eso conlleva.

Algunos países insisten en que se aceleren los preparativos que contemplen una salida sin acuerdo

"Algunos países insisten en que se aceleren los preparativos que contemplen una salida sin acuerdo", han avisado ya fuentes cercanas a las conversaciones del domingo.

Según el diario británico The Guardian, el ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, se reunió el domingo con Barnier durante poco más de una hora y le dijo que la inestabilidad política en RU hacía complicado llegar a un acuerdo sobre el tema de la frontera irlandesa y aceptar el llamado acuerdo de respaldo mediante el cual Irlanda del Norte permanecería dentro del mercado único.

Sabine Weyand, negociadora jefe adjunta del bloque comunitario le comunicó a los embajadores de los Veintisiete que "los británicos necesitan más tiempo", según informa el rotativo, que añade que la primera ministra ha sido invitada a la cena de líderes que se celebrará en la noche del martes pero ella aún no ha aceptado.

En el caso de que los equipos de negociación encuentren una posición de compromiso para evitar una frontera dura, se ha programado una cumbre del Brexit para finalizar los términos de la declaración política sobre una futura relación comercial para el fin de semana del 17 al 18 de noviembre. Sin embargo, el presidente francés, Emmanuel Macron, ya ha dicho que no asistirá a esta cumbre de noviembre a menos que haya avances sobre la frontera irlandesa en el encuentro que tendrá lugar este miércoles.