NOTICIAS
15/10/2018 17:27 CEST | Actualizado 15/10/2018 18:22 CEST

Luchar contra la polución puede ahorrarte, como europeo, 775.000 millones

La contaminación es una ruina gigantesca.

Stephanie Nagel / EyeEm via Getty Images

Si la necesidad de poner freno a la destrucción del planeta no es argumento suficiente, habrá que esgrimir que el cambio climático es una ruina gigantesca. Un informe publicado este lunes por Innoenergy -un instituto apoyado por la Unión Europea- y la auditoría Deloitte pone negro sobre blanco el enorme coste que la polución tiene para la salud y para los bolsillos de los europeos. Y muestra, también, la enorme cantidad de dinero que se podría ahorrar con inversión en la lucha contra los factores que más contribuyen al mismo: el transporte y la calefacción.

Primero, los números. Según el informe, unas 400.000 de las muertes prematuras que ocurren en la Unión Europea cada año deben atribuirse a las enfermedades causadas por la polución. Tras esta cifra espeluznante hay una realidad hecha de atenciones hospitalarias, ingresos, bajas laborales, prescripción de medicamentos... una mezcla de impactos negativos que le costará a los europeos entre 243.000 y 775.000 millones de euros entre 2018 y 2025.

Estas cifras, que en el informe aparecen como resultado de un escenario conservador y un escenario pesimista, son dramáticas. "El valor de los costes asociados entre 2018 y 2025 en un escenario intermedio ascendería a la espectacular cifra de 475.000 millones de euros entre 2018 y 2025, lo que supone el 2,9% del PIB estimado para la zona euro en ese mismo período", se puede leer en el reporte, titulado Clean Air Challenge (Desafío Aire Limpio).

¿Cuánto dinero, además de vidas, puede ahorrar la Unión Europea si invierte en la lucha contra la polución? En este apartado las cifras también son espectaculares. Según la investigación de Innoenergy y Deloitte, un escenario en el que las instituciones europeas dedicaran recursos a lograr que las medidas antipolución penetraran en un 25% del mercado se traduciría en un ahorro de 669.000 millones de euros. Es el panorama optimista. Si se opta por la versión conservadora, el ahorro ascendería a 272.000 millones de euros. No es cosa menor.

El foco, recomienda el informe, ha de ponerse en el transporte y la calefacción, los dos principales responsables de la polución en la zona euro. Hace solo unos días, en un acto sobre el compromiso de las grandes empresas en la lucha contra el cambio climático, ya se escucharon voces sobre la necesidad de "meter mano" en el sector de la movilidad, "el más abandonado y el más peligroso".

Para lograr el objetivo de luchar contra el cambio climático y, al mismo tiempo, limitar su impacto en la economía europea, Innoenergy urge a incentivar la colaboración público-privada y menciona cuatro aspectos clave en los que habría que centrar las inversiones a lo largo de los próximos años: la electromovilidad, el transporte público (racionalización de las redes, modernización de flotas), la eficiencia energética de los edificios y una mejora en los sistemas de almacenamiento y distribución de la energía.