INTERNACIONAL
15/10/2018 12:07 CEST | Actualizado 15/10/2018 12:10 CEST

Miss Holocausto, el controvertido concurso de belleza entre supervivientes de los nazis

La ganadora es una mujer de origen polaco, de 93 años, que perdió a toda su familia en Auschwitz.

Este fin de semana, en Haifa (norte de Israel), se ha celebrado un concurso de misses para mujeres supervivientes al Holocausto. Como lo lees. Es, seguro, la competición de belleza más controvertida del planeta. Si las habituales galas ya reciben críticas (cosificación, machismo, dictadura del 90-60-90), a esta se le suma una polémica más: ¿está bien poner a bailar y a desfilar a mujeres ancianas, supervivientes de los nazis? ¿Es razonable, de buen gusto? Sí, dicen sus organizadores. A las concursantes les da vida, las hace felices y disfrutan.

No es un concurso nuevo, sino que ya va por la sexta edición -comenzó a celebrarse en 2012-, y esta vez ha congregado a 12 mujeres de entre 74 y 93 años que, de jóvenes, no pudieron disfrutar sin miedos de su belleza, ni maquillarse siquiera. Ahora se suben a la pasarela acicaladas hasta el último detalle, mimadas por el personal de la organización ("piden pintalabios, muy rojo, siempre").

La ganadora de este año ha sido Tova Ringer, de 93 años, quien recibió el galardón emocionada y declaró que estar muy contenta por haber participado. "Es algo especial y genial estar aquí rodeada de tanta gente", ha dicho, según la prensa local. Para ella, ha sido una alegría más de las que trata de acumular desde que los campos de exterminio se cruzaron en su vida. Ringer, nacida en Polonia, perdió a toda su familia en Auschwitz (sus padres, cuatro hermanas y su abuela) y dedicó su elección a quienes se salvaron del genocidio nazi. Hoy es una bisabuela feliz que vive en Haifa.

Antes de que se anunciaran los ganadores, hubo espectáculos de artistas israelíes muy queridos entre los mayores y una actuación de un coro de sobrevivientes del Holocausto, cuya edad promedio era de 90 años, quienes cantaron canciones sobre cómo sobrevivir a los guetos de Europa.

La competencia anual es organizada por Yad Ezer L'Haver, una organización dedicada a ayudar a los sobrevivientes necesitados del Holocausto en Israel, un colectivo con serios problemas económicos a quien va destinado todo el dinero recaudado.

"Macabro"

Pese a esa felicidad y al buen motivo de la convocatoria, las críticas en su contra con contundentes. Dalia Sivan, de la organización benéfica de sobrevivientes del Holocausto, no está muy contenta con el concurso ya que "el sufrimiento de los sobrevivientes se exhibe de forma pública", indica Reuters.

La política israelí Colette Avital ha llegado a decir que le parecía un acto "totalmente macabro". Se declara a favor de enriquecer las vidas de los supervivientes, pero un desfile que disfraza supervivientes con ropa bonita no va a lograr que sus vidas sean más significativas.

La organización defiende que gran parte de las supervivientes tiene una imagen de sí mismas muy baja y su objetivo es hacer sonreír a las mujeres que sufrieron los horrores del genocidio nazi. Además, destacan que no quieren premiar la belleza por sí sola, sino su lucha. Los familiares presentes en la ultima edicción también negaron que este concurso sea polémico.

La matanza de unos seis millones de judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial a manos de los nazis sigue siendo un pilar esencial en la vida de Israel, donde viven ya menos de 200.000 sobrevivientes.

Photo gallery Miss Holocausto en Israel See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS