INTERNACIONAL
17/10/2018 19:00 CEST | Actualizado 17/10/2018 19:04 CEST

Khashoggi fue descuartizado vivo y mientras sus asesinos escuchaban música

Al Jazeera y Middle East Eye sostienen que el médico forense que viajó con el escuadrón de 15 saudíes fue quien llevó a cabo la operación en el despacho del cónsul.

La desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi tras entrar, el pasado 2 de octubre, en el consulado de su país en Estambul (Turquía) para pedir un certificado para contraer matrimonio, cobra cada vez tintes más siniestros. Si la falta de pistas y las filtraciones policiales apuntan desde hace días a su asesinato, ahora salen a la luz detalles de cómo pudo producirse esa muerte. Y son especialmente escabrosos.

Según informaron este martes la cadena de televisión catarí Al Jazeera y el portal especializado en Oriente medio Middle East Eye (MEE) citando fuentes de seguridad turcas, Khashoggi fue troceado mientras todavía estaba vivo. El crimen tuvo lugar en el despacho del cónsul y fue cometido por el médico forense, Salah al Tubaigy, que viajó con el escuadrón de 15 saudíes que volaron a Turquía e ingresaron en el consulado el día que desapareció el escritor el pasado 2 de octubre. Se fueron a las pocas horas y de forma escalonada.

Estos medios hablan de la existencia de una grabación de audio en el que se oyen los últimos minutos de vida del columnista de The Washington Post. Si bien los autoridades saudíes se plantean defender la hipótesis de que Khashoggi, exiliado desde 2017 y un crítico moderado con el régimen saudí, murió en un interrogatorio que "salió mal", un testigo habría asegurado a los servicios turcos que el periodista fue llevado directamente al despacho del cónsul en medio de sus gritos desesperados.

El diario turco Yeni Safak afirmó, por su parte. poseer grabaciones de voz que demostrarían que Khashoggi fue decapitado en el consulado tras ser torturado. Reproduce incluso un supuesto diálogo entre el cónsul saudí y la delegación llegada de Arabia Saudí, en la que el diplomático objeta que una ejecución de Khashoggi dentro de la legación "le traería problemas", a lo que se le indica callarse si quiere "seguir con vida" al volver a su país.

Sin interrogatorio

"Khashoggi no fue interrogado antes de ser asesinado. Fue insultado, golpeado y luego asesinado en la oficina del cónsul, a quien se le pidió que se fuera para que Tubaigy pudiera cortar el cuerpo", dijo una fuente a Al Jazeera.

Los gritos cesaron tras suministrarle una sustancia no identificada. Fue entonces cuando Tubaigy, un funcionario forense que trabaja en el Departamento de Seguridad General de Arabia Saudí, se puso unos auriculares para escuchar música, sacó un serrucho para huesos y empezó a trocear el cuerpo mientras todavía estaba vivo. Tardó siete minutos en hacerlo.

Cuando hago este trabajo, escucho música. También deberías hacerlo

"Cuando hago este trabajo, escucho música. También deberías hacerlo", recomendó Tubaigy a sus compañeros de escuadrón que también trabajan en la escena del crimen, como relata la fuente citada por MEE.

Aumento de la presión

La policía turca registró hoy la residencia del cónsul general de Arabia Saudí en Estambul e intensificó así su presión sobre el país árabe en un intento de esclarecer la desaparición del disidente. Se trata del segundo registro en una instalación diplomática saudí tras una visita este lunes de agentes turcos en el propio consulado saudí, situado a solo 200 metros de la residencia, informa EFE.

Los agentes turcos llegaron al complejo residencial sobre las 14.00 GMT de hoy (dos horas más en la España peninsular), y esta vez, a diferencia de ayer, martes, fueron recibidos por una delegación saudí que le permitió pasar al interior, informó la cadena turca NTV. Ayer por la tarde, los expertos turcos llegaron a la residencia consular, a cuyo interior no pudieron acceder al no acudir el equipo saudí de coordinación.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, explicó hoy a la cadena TRT que el motivo aducido por Riad era que la familia del cónsul se hallaba en el interior de la residencia. El propio cónsul, Mohamed Otaibi, abandonó ayer Estambul y volvió a su país, una decisión que según Ankara no se debe a ninguna medida diplomática de parte turca. No obstante, Cavusoglu recalcó que la actitud de Otaibi durante el registro del consulado no había sido del agrado del equipo turco. "Tuvo una actitud poco seria que suscitó reacciones. Abría por ejemplo los armarios y decía, miren (Khashoggi) no está aquí, como si nos quisiera dejar en ridículo", detalló el ministro.

Tuvo una actitud poco seria que suscitó reacciones. Abría por ejemplo los armarios y decía: "Miren, no está aquí". Como si nos quisiera dejar en ridículo

También el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, admitió hoy que la investigación turca se podía considerar "atrasada" por la actitud de Riad, aunque pidió paciencia.

"Investigación exhaustiva"

En la misma línea, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, destacó que confía en que las autoridades saudíes investiguen el caso. "Me dijeron que van a hacer una investigación exhaustiva, completa y transparente", señaló el responsable de la diplomacia estadounidense en la base Rey Salman de Riad, tras una jornada de entrevistas con altos cargos saudíes y momentos antes de viajar a Turquía, donde se reunió hoy varios altos cargos turcos.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

"Asumieron también el compromiso de exigir responsabilidades a cualquiera que esté conectado con cualquier delito que pueda encontrarse, ya sea un superior o un funcionario", añadió Pompeo en unas declaraciones difundidas por el Departamento de Estado.

"Dijeron que entendían la importancia de hacer esto de forma rápida y oportuna, de forma que pudieran empezar a dar respuesta a preguntas importantes", señaló, Pompeo, quien consideró "razonable" dar una oportunidad al Gobierno saudí.

"Después todos juzgaremos, y evaluaremos el trabajo que hacen", afirmó Pompeo, que calificó su viaje a Riad de "increíblemente exitoso", por haber recibido estas promesas.

El jefe de la diplomacia estadounidense llegó hoy a Ankara, donde se entrevistó primero con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y luego con Çavusoglu, antes de partir de nuevo.

"Pompeo informó a Erdogan sobre sus reuniones en Riad. Dijo que les pasó (a los saudíes) el mensaje de (el presidente estadounidense Donald) Trump, en el sentido de que quiere que todo se aclare", dijo el ministro turco hoy, sin dar más detalles.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El caso Khashoggi: así se convirtió en humo un periodista crítico con Arabia Saudí

- El G7 y la UE piden a Arabia Saudí una investigación "creíble" sobre la desaparición de Kashoggi

- El rey saudí se compromete a investigar el caso Khashoggi ante EEUU

- Trump amenaza a Arabia Saudí con un "castigo severo" si se prueba que mató al reportero Khashoggi

ESPECIAL PUBLICIDAD