TENDENCIAS
18/10/2018 08:35 CEST | Actualizado 18/10/2018 08:35 CEST

La ganadora del Premio Nacional de Poesía acepta los 20.000 euros del galardón, pero pide "libertad para los presos políticos"

La poeta Antònia Vicens ha recordado que tiene poemas publicados dedicados a los políticos catalanes encarcelados.

YouTube
Antònia Vicens, ganadora del Premio Nacional de Poesía 2018.

La escritora mallorquina Antònia Vicens, galardonada este miércoles con el Premio Nacional de Poesía 2018, ha pedido que "dejen en libertad a los presos políticos" por el conflicto entre Catalunya y España, al entender que es "una vergüenza que ocurra esto en democracia".

"Tienen que estar en la calle", ha defendido en declaraciones a Europa Press la poeta, quien recuerda que tiene poemas publicados y dedicados a los políticos catalanes presos. "Haría mal si me meto en casa al recibir el premio y no decir nada sobre esto", ha reconocido la autora mallorquina, quien no obstante no se ha planteado rechazar los 20.000 euros del galardón.

"No, porque tengo esperanza de que Catalunya y España se van a entender y España terminará respetando la decisión de voto de los catalanes", ha añadido. Vicens ha apuntado que ya rechazó un premio del Gobierno balear de Jaume Matas porque "hizo una campaña en contra de la unidad de la lengua catalana".

"Lo que pasa en Catalunya es muy triste, no solamente por los catalanes que aman la cultura y la historia de Catalunya, sino para todas las personas que aman la libertad de expresión. Estoy a favor de ellos y para mí escribir siempre ha sido libertad: que todavía haya barreras para las palabras y las expresiones me parece fatal", ha añadido.

Vicens, quien escribe en catalán y también ha recibido recientemente el Premio Nacional de Cultura de la Generalitat, reconoce que la publicación de obras en esta lengua es "innegociable", aunque matizando que no tiene "nada contra el castellano", una lengua que "ama y que enriquece". "Pero es que la lengua catalana me apasiona", ha defendido.

A partir de 2006, la autora pasó de la narrativa a la poesía, una decisión "nada premeditada". "Empezaron a venirme historias, imágenes y pensé que la vida se me estaba cayendo a trozos y no lo podía coger en prosa", ha destacado.

Vicens ha afirmado que nunca piensa si "la poesía está de moda o si se valora", porque es su modo elegido para "expresar el pozo interior" de cada uno. Respecto al destino del premio ha señalado que "para una poeta jubilada está bien", y ha bromeado con que podría ir a a parar a "crear un jardín pequeño".