POLÍTICA
19/10/2018 10:12 CEST | Actualizado 19/10/2018 10:12 CEST

La conclusión de Francino tras la polémica con la "mariconez" en 'OT': "Los chavales reproducen lo que mostramos los adultos"

"Hay relevo generacional en esto de la homofobia, ¡ya lo creo que hay!".

CADENA SER
CADENA SER

El periodista Carles Francino ha resaltado —en su comentario LGTBIfobia en las aulas, en la Cadena Ser— los dos aspectos más importante que, a su juicio, se desprenden del debate sobre la palabra "mariconez" que ha estallado estos días en Operación Triunfo, a raíz de la interpretación de la canción de Mecano Quédate en Madrid por parte de los concursantes Miki y María —que incluye el citado palabro—.

"Me parece sano, muy sano, que a alguien joven le chirríe un término que es claramente ofensivo", defiende Francino,quien alaba "la sensibilidad que hay tras ese gesto pues yo creo que está muy bien".

No obstante, el periodista ha resaltado que este gesto de María no puede llevar a pensar que "no hay relevo generacional en esto de la homofobia": "Lo hay, ¡ya lo creo que hay!", ha resaltado Francino, quien ha matizado que "esa intolerancia se manifiesta con mayor virulencia es en el ámbito escolar".

Ha sentenciado el periodista de la Ser con una reflexión que debería dar que pensar a muchos padres: "Los niños –y las niñas- no es que nazcan crueles, o intolerantes, o agresivos, o faltones. Los chavales –y las chavalas- reproducen lo que les mostramos los adultos".

Pincha aquí para escuchar el comentario en la web de la Ser

El debate sobre la palabra "mariconez", que ha estallado estos días en 'Operación Triunfo', ha recorrido todo el país. No creo que a estas alturas haya casi nadie que no se haya pronunciado sobre si le parece bien, mal o regular lo de la canción de Mecano; si habría que cambiar la letra, si no... en la gala del miércoles de OT se cantó finalmente con el palabro –porque es un palabro que se inventó Nacho Cano en su día- y a la pobre Ana Torroja incluso la abuchearon un poquito.

Bueno, yo no quiero ya entrar más en el asunto, pero sí subrayar dos cosas: la primera que me parece sano, muy sano, que a alguien joven le chirríe un término que es claramente ofensivo. No me meto en la canción, ni en nada de eso, porque creo que es otro debate; pero la sensibilidad que hay tras ese gesto pues yo creo que está muy bien.

Pero dicho esto, y ahí va la segunda reflexión: no nos pensemos ni por un momento que no hay relevo generacional en esto de la homofobia; lo hay, ¡ya lo creo que hay! Y eso afecta –en calidad de víctimas- a gays, lesbianas, transexuales... Y por desgracia uno de los territorios donde esa intolerancia se manifiesta con mayor virulencia es en el ámbito escolar.

Hoy hemos invitado a dos personas, dos jóvenes que pasaron por esta experiencia para ver qué nos cuentan y ver qué conclusiones podemos sacar escuchándoles. Yo tengo una primera, muy obvia, pero que la quiero decir: los niños –y las niñas- no es que nazcan crueles, o intolerantes, o agresivos, o faltones. Los chavales –y las chavalas- reproducen lo que les mostramos los adultos. A ver si la próxima vez lo pensamos antes de ofender a alguien.

Letra de Quédate en Madrid

Con la nariz entre tus ojos

Y entre un pulmón y otro pulmón

El corazón y los congojos

Todos en reunión

Con tus orejas en las manos

Voy enseñándole a Van Gogh

Como mejora el resultado

Cuando lo hacen dos

Siempre los cariñitos

Me han parecido una mariconez

Y ahora hablo contigo en diminutivo

Con nombres de pastel

Y aunque intenté guardar la ropa

Al mismo tiempo que nadar

Me he resignado a ir en pelotas

Mientras dure el mar

Yo que de estas estampas

Me limitaba a hacer colección

Me hago un llavero con el fichero

Con una condición

El día que tengas ojos rojos

Y me estornude la nariz

Vamos hacer lo que podamos

Por cenar perdiz