ECONOMÍA
19/10/2018 13:32 CEST | Actualizado 19/10/2018 14:07 CEST

Taconazos, la tendencia que se reinventa

Y es que las deportivas pisan demasiado fuerte.

Cada día Ana Rosa Quintana aparece en la televisión subida en unos tacones maravillosos. Taconazos de infarto. Aguanta estoica durante las cinco horas de directo que dura su programa. Para Ana Rosa, la reina de las mañanas de la televisión española, los tacones son parte de su marca y de su estilismo. Tacones imposibles para aguantar todo el día porque hay zapatos de tacón que solo son para ser admirados y no sufridos. Y me acordé de Ana Rosa leyendo el informe de WiseGuyReportsTendencias, predicción y oportunidades de los zapatos de tacón alto 2018-2023.

El consenso general y la realidad que le acompaña es que los zapatos planos, las bailarinas, los loafers y, sobre todo, el zapato deportivo de lujo está ganando terreno a pasos agigantados. Tres décadas se cumplen desde que Melanie Griffith descubriera al mundo en Armas de mujer la tendencia neoyorquina de ir a trabajar en deportivas y colocarse los tacones en el ascensor. Lo que entonces fue una novedad, hoy en día es la norma. Esa es una de las claves del incremento exponencial de las ventas de deportivas en el mundo. La incorporación masiva de la mujer al mundo laboral en las grandes ciudades ha tenido un efecto directo en el mercado del calzado: al menos dos pares de zapatos, el cómodo y el tacón alto.

En los últimos años, el mercado global de tacones se ha desacelerado suavemente como efecto directo de la búsqueda de la "comodidad" frente al tradicionalmente considerado "estilo" y la crisis económica. La tasa de crecimiento promedio es de un 2,82% anual según este estudio. En 2017, los ingresos globales de la industria de calzado de tacón alto fueron de casi 34.100 millones de dólares para una producción mundial de 832 millones de pares.

tenis

Muchos, además, se reinventan. Según los expertos hay dos tendencias en este tipo de calzado, el "tacón con plataforma, que ha revolucionado el sector porque es más cómodo que el tacón fino habitual", y el tacón bajo. Con todo, los zapatos de tacón salto suponen el 56,8% del calzado que se usa diariamente, frente al 65,8% de mujeres que utilizan otros "económicos" y con una menor altura.

Es un hecho que el zapato con algún tipo de tacón sigue siendo el calzado más vendido, pero las ventas dde deportivas son imparables. Las primeras en "renovarse o morir" fueron las empresas del sector —Nike, Adidas, Under Armour, Converse— y poco después llegaron las marcas del lujo y de gran lujo lanzando al mercado un línea de zapatillas deportivas —casual wear—. Las nuevas tendencias mimetizan el calzado deportivo en todas las actividades de la vida, desde el día de la boda, hasta las pasarelas más exquisitas.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE