POLÍTICA
23/10/2018 04:01 CEST | Actualizado 23/10/2018 04:07 CEST

El 'Govern paralelo' en el exterior se lanza el 30-O sin la CUP

Y a la par lanzan un foro para redactar una futura Constitución catalana.

Agencia EFE
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), posa junto al expresidente catalán Carles Puigdemont.

Quim Torra y su antecesor, Carles Puigdemont, activarán el 30 de octubre el llamado "Consejo por la República" con el aval de JxCat y la ERC, pero sin la participación, de momento, de la CUP.

El pistoletazo de salida para este ente, previsto en el acuerdo de legislatura que sellaron JxCat y ERC y pensado para contribuir a la "internacionalización" de la causa independentista, tendrá lugar el martes en el Palau de la Generalitat.

Así lo han anunciado desde Waterloo (Bélgica) Torra, Puigdemont y el exconseller Antoni Comín, quien como el expresident mantiene su residencia belga para esquivar la acción de la Justicia española por la causa del 1-O.

Los tres han protagonizado la reunión celebrada en un hotel de Waterloo en la que han participado representantes de las fuerzas independentistas: el portavoz de JxCat, Albert Batet, la vicepresidenta del PDeCAT, Míriam Nogueras, y el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià.

Está pensado para contribuir a la "internacionalización" de la causa independentista.

Las funciones de este órgano se darán a conocer en esa fecha. Puigdemont, para quien se ideó la presidencia de este Consejo por la República, ha dicho que "ya está a punto".

"Es uno de los instrumentos imprescindibles para desplegar la estrategia de las fuerzas políticas partidarias de la república", ha señalado Comín, que añade que "no habría un equilibrio si la legislatura caminase solo sobre las instituciones de la Generalitat, el Parlament y la movilización civil y social".

Comín ha considerado que "hace falta este instrumento", en el que ha trabajado "durante los últimos meses" con Puigdemont en Bruselas "intensamente" para "interpretar adecuadamente lo que estaba escrito negro sobre blanco en el acuerdo de investidura".

La CUP se desmarca

Faltaba la CUP, y que ha servido para concretar los detalles de la constitución formal de este organismo, cuyas funciones se conocerán el día 30.

El jefe de filas de la CUP en el Parlament, Carles Riera, ya ha marcado distancias con el Consejo por la República con el argumento de que "llevamos años viviendo sólo de símbolos y no de hechos", lo que conlleva una "gran frustración" en la población.

En la misma línea se ha expresado la diputada de la CUP en el Parlament Natàlia Sànchez, que ha señalado que, si las entidades soberanistas iban a reunirse "para compartir estrategias", tenían que hacerlo "desde la discreción" y sin "mezclarla con la presentación del Consejo por la República", del que la CUP "no sabe nada" y además "no participa".

Se presentará en el Palau de la Generalitat, aunque no debe estar vinculado al Govern.

No obstante, Poble Lliure, una de las organizaciones que integran la CUP, ha utilizado otro tono más benevolente desde su cuenta en Twitter: "Damos la bienvenida al Consejo por la República anunciado por los presidentes Torra y Puigdemont".

"Atentos a que esta propuesta nos haga avanzar hacia la construcción de la república catalana y no se quede, sólo, en una cuestión retórica", ha añadido.

Y un foro para crear una futura Constitución catalana

Desde Waterloo, Torra ha dicho que "espera" que de aquí al 30 de octubre pueda "convencer" a la CUP para que participe en este nuevo ente, que formalmente no debe tener vinculación orgánica con el Govern, aunque su acto de presentación tendrá lugar precisamente en el Palau de la Generalitat.

Torra presenta este martes el consejo asesor que impulsará el Foro Cívico y Social para el Debate Constituyente, un espacio de debate ciudadano con el que pretende elaborar las bases para una futura Constitución catalana y para el que ha fichado al cantautor y diputado de Junts pel Sí Lluís Llach.

Este martes se lanza el Foro Cívico y Social para el Debate Constituyente.

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha dicho a los independentistas que, "si no saben o no quieren gobernar Cataluña, que dejen gobernar al Gobierno de España", ya que, a su juicio, "no se pueden mezclar" actuaciones judiciales con decisiones políticas como la de los presupuestos.

#CuandoElDescansoEsUnSueño