VIRALES
22/10/2018 07:23 CEST | Actualizado 22/10/2018 07:23 CEST

El perro que no era un perro: un chino adoptó un cachorro que resultó ser otro animal

No es la primera vez que sucede en China, aunque normalmente se trata de osos.

Un oficinista chino que se sentía solo decidió adoptar un cachorro para que le hiciera compañía. Cuando fue a visitar a un amigo a una región de montaña, encontró uno abandonado, negro y gordito, que le pareció adorable.

Pero, según pasaban los meses, empezó a mosquearse. No corría como un perro y no comía como un perro. Extrañado, subió fotos de su mascota a Internet para que otros lo ayudaran a identificar al animal. Y, efectivamente, no era un perro.

Según revela Shanghaiist, el cachorro es en realidad una rata del bambú, un roedor típico del sur de China que se alimenta de esta planta y que es el ingrediente principal de una delicatessen culinaria en la región china de Guangdong.

El hombre decidió entregar su rata a las autoridades porque carece de los conocimientos necesarios para cuidarla, argumenta.

No es la primera vez que esto sucede en China, donde hasta los zoos intentan timar al público así, aunque lo más común es que el engaño sea con un oso.