TENDENCIAS
22/10/2018 11:59 CEST | Actualizado 22/10/2018 11:59 CEST

Trabajar de pie podría ser la clave para la felicidad en la oficina, según un estudio

Revolución en la oficina

Cualquiera que trabaje o haya trabajado en una oficina conocerá bien el dolor que se siente en la espalda y la tensión que se experimenta en los hombros después de pasarse el día frente al escritorio. Sin embargo, parece que esto tiene una fácil solución y la respuesta para que los trabajadores estén más sanos y sean más felices pasa por cambiar el escritorio.

Una nueva investigación sugiere que las mesas de oficina elevables permiten que los empleados trabajen tanto de pie como sentados y reduce el tiempo que permanecen sentados frente al ordenador, lo que podría tener un impacto positivo en el desempeño laboral e, incluso, mejorar la salud mental.

Los resultados, publicados en el British Medical Journal, reflejan que los empleados que usaron las estaciones de trabajo durante 12 meses redujeron el tiempo que pasaban sentados en más de una hora al día, con beneficios potencialmente significativos.

Los altos niveles de sedentarismo, así como estar sentado mucho tiempo, se han asociado con un mayor riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer, así como la muerte temprana.

AlexSava via Getty Images

Según este estudio, las personas que trabajan en oficinas forman parte del grupo de población más sedentario. De hecho, pasan entre un 70 y un 85% de su jornada laboral sentados.

De este modo, un equipo de investigadores con sede en el Reino Unido y con colaboradores en Australia se dispuso a evaluar el impacto a través de proyecto Stand More At Work, una intervención diseñada para reducir el tiempo que una persona pasa sentada en el trabajo.

El estudio involucró a 146 empleados de los hospitales universitarios de Leicester NHS Trust, de los cuales 77 fueron asignados al azar al grupo de intervención y 69 al grupo de control durante un período de 12 meses.

El grupo de intervención recibió una estación de trabajo ajustable en altura, además de instrucciones y sesiones de entrenamiento continuo para fomentar el uso del escritorio de pie. El grupo control siguió trabajando como siempre.

El tiempo que los trabajadores pasaban sentados se midió utilizando un dispositivo colocado en el muslo al inicio del estudio, tres, seis y 12 meses después. También se registraron los niveles de actividad física diaria con preguntas sobre el trabajo (por ejemplo, el desempeño laboral, el compromiso) y la salud (como estado de ánimo y la calidad de vida).

Al inicio del estudio, el tiempo total que permanecían sentados era de 9.7 horas diarias. Después de tres meses, el tiempo se redujo en 50,62 minutos por día. 64,40 a los seis meses y 82,39 minutos a los 12 meses.

El tiempo que los trabajadores pasaban sentados se cambió en gran medida por tiempo que pasaban de pie, mientras que la actividad física se mantuvo intacta.

Los resultados de la encuesta también apuntan mejoras en el desempeño laboral, el compromiso, la fatiga ocupacional, la ansiedad diaria y la calidad de vida.

Los resultados de la encuesta también apuntan mejoras en el desempeño laboral, el compromiso, la fatiga ocupacional, la ansiedad diaria y la calidad de vida, aunque no se encontraron cambios notables en la satisfacción laboral, la función cognitiva y la ausencia por enfermedad.

Por último, los autores reconocieron que los resultados pudieron verse afectados debido a que los trabajadores estaban informados del estudio, sin embargo dijeron que una mayor investigación debería evaluar los beneficios para la salud, a largo plazo, el trabajar de pie y promover el movimiento en lugar de estar sentados durante la jornada laboral.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición británica de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

Photo gallery Cosas de oficina divertidas: FOTOS See Gallery