ECONOMÍA
22/10/2018 14:18 CEST | Actualizado 22/10/2018 20:10 CEST

Y ahora, ¿qué hago: reclamo el dinero de mi hipoteca o espero a la decisión del Supremo?

Las asociaciones de consumidores recomiendan reclamar ya a aquellos que firmaron en septiembre y octubre de 2014.

whyframestudio via Getty Images

Caos absoluto en los juzgados, las entidades financieras y los despachos de abogados. El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se ha reunido este lunes con los magistrados que dictaron la sentencia nº 1505/2018 que establecía que es el banco, y no el cliente, quien tenía que pagar el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) cuando se firma una hipoteca.

La sentencia desató un terremoto en toda España, al cambiar el criterio que había establecido hasta ese momento y contradecir otra sentencia anterior de febrero. Los bancos cayeron con fuerza en Bolsa.

Millones de consumidores que tienen una hipoteca o que van a firmar en breve viven en una incertidumbre. En El HuffPost intentamos resolver algunas dudas:

Si firmé una hipoteca, ¿tengo que reclamar ya?

Las asociaciones de consumidores como Facua señalan que aquellos consumidores que firmaron una hipoteca en los meses de septiembre y octubre de 2014 deben reclamar urgentemente por vía administrativa ante la Consejería de Hacienda autonómica la devolución del impuesto AJD.

¿Quiénes pueden reclamar?

Esta es una de las grandes incógnitas. La sentencia no establecía nada sobre la retroactividad: es decir, desde qué momento podían reclamar los consumidores. Aunque sí parecía claro que todos aquellos consumidores que firmaron su hipoteca desde hace cuatro años podrían reclamar.

El sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) estima que 1,5 millones de contribuyentes podrían reclamar la devolución de este impuesto por las hipotecas constituidas en los últimos cuatro años.

¿Por qué solo pueden hacerlo los que firmaron hace cuatro años?

La Ley General Tributaria establece que el plazo para reclamar a Hacienda dura cuatro años y comienza a contarse 30 días hábiles después de la firma de la escritura de la hipoteca ante notario.

¿Qué ocurre con el resto de hipotecados?

Lo mejor para el resto de consumidores que tienen una hipoteca en vigor es esperar como mínimo al 5 de noviembre. La OCU calcula que hay seis millones de familias que tienen un préstamo hipotecario y que podrían beneficiarse en el caso de se amplíe el periodo de retroactividad.

¿Por qué hay que esperar al 5 de noviembre?

Ese día se reunirá el pleno de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, formado por 31 magistrados. Este órgano será el que finalmente decida quién es el responsable de pagar el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD).

¿Y por qué tiene que decidir el pleno?

El Supremo publicó una nota el viernes pasado del presidente de la Sala de los Contencioso-Administrativo, Luis María Díez-Picazo, en la que aseguraba que se revisaría la sentencia sobre el impuesto de las hipotecas y paralizaba sus efectos.

Esta decisión de Díaz-Picaso no ha sido entendida en el ámbito judicial. La asociación progresista Juezas y Jueces por la Democracia ha pedido su dimisión.

El malestar es generalizado. La asociación judicial de carácter conservador Francisco de Vitoria cree que ha creado confusión y afectado a la imagen de independencia. "Lo insólito de la nota informativa, insistimos, sin que conste ninguna resolución jurisdiccional, unido a la importancia de la materia sobre la que versa, crea confusión y no contribuye a la imagen de independencia del Poder Judicial", señala esta organización, la segunda más importante entre los jueces.

¿Y si tengo que firmar una hipoteca?

Lo mejor es esperar un poco. De hecho, los propios bancos han retirado la información sobre hipotecas de sus páginas web, a la espera de que se aclare el embrollo. Algunas firmas de hipotecas se han aplazado. Según cuenta la agencia Europa Press, la mayoría de entidades financieras prosigue con la firma de préstamos de manera normal, es decir, aplicando los criterios anteriores a la sentencia.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST